La oposición gallega y el PPdeG han discrepado este lunes en su interpretación de la entrevista del presidente, Alberto Núñez Feijóo, en el programa 'Salvados', de La Sexta, toda vez que sus rivales políticos vieron a un dirigente "acorralado" y también "impaciente" por abrir la sucesión de Mariano Rajoy, pero el PPdeG discrepa e incide en que el líder de los populares gallegos le volvió a trasladar su "apoyo".

"Me duele y me entristece, como gallego, ver que la única referencia que hubo a Galicia y a los gallegos fue para decir que todos somos contrabandistas", ha señalado el portavoz de En Marea, Luís Villares. A su juicio, es "injusto" que "las únicas palabras que tenga de cariño" para "un país que le ha dado todo a su carrera política" sean "para decir" que los gallegos son "todos contrabandistas".

"No sé si piensa el ladrón que todos son de su condición, pero desde luego esto no es así", ha esgrimido Villares, en referencia a las fotos de mediados de los años 90 en las que Feijóo aparece con el posteriormente condenado por narcotráfico Marcial Dorado, y que salieron a relucir durante la entrevista.

Según el dirigente de En Marea, en el programa se pudo ver "un Feijóo nervioso, impaciente por abrir la sucesión de Rajoy, hasta el punto de una irreverencia tal de marcarle un año de plazo para que decida qué hace con su futuro".

"Esta desesperación deja claro que todo lo que pasó en los últimos meses tenía sentido: renunciar a reivindicar una financiación justa para Galicia, la transferencia de la AP-9... las renuncias completas del país eran para su carrera personal y lo vimos clarísimamente. Se le vio mucho el plumero y creo que tampoco le beneficia a él", ha aseverado.

"QUE GOBIERNE GALICIA"

Por su parte, en Vigo, el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha constatado que él vio a "un presidente acorralado y sin capacidad de respuesta" mientras le "iban sacando los incendios, la brecha salarial o alguna foto de su historia". "Creo que Feijóo estaba contra las cuerdas", ha sentenciado.

Caballero ha insistido en que se vio a un Feijóo "sin capacidad de respuesta y con poca iniciativa", ratificando la imagen de que "se va perdiendo pulso político" porque "el presidente está en una fase de repliegue".

Sobre la sucesión de Rajoy, ha señalado que "eso lo tienen que valorar en el PP", antes de reiterar que el presidente gallego se mostró "acorralado y en situación incómoda". Ha añadido que la "prioridad" del PSdeG es "conseguir que Feijóo gobierne en Galicia, que le dé soluciones a los problemas de los gallegos, que atienda a las necesidades sociales, que dé soluciones a la Galicia real y a las ciudades".

En este sentido, ha asegurado que el PSdeG mantendrá "una agenda a pie de país" que "obligue" a Feijóo "a no olvidarse de que tiene que gobernar y dar soluciones a los gallegos".

"ESTRATEGIA DE SUMISIÓN"

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha sostenido, en la línea de Villares, que Feijóo debe "una explicación" a los gallegos porque "no es digno y es vergonzoso que el presidente, para intentar tapar su relación con un narco de la ría de Arousa, presente a GAlciia ante todo el Estado como un país en el que hay contrabandistas".

"Es indignante, perdió todos los papeles", ha reprobado, convencida de que "lo relevante" no es "si Feijóo quiere o no suceder a Rajoy" sino que Galicia tiene un presidente que, "por sus ambiciones personales", está desarrollando "una estrategia de sumisión que conduce a Galicia a la irrelevancia política".

Según Pontón, esta "estrategia de sumisión" hace que Galicia "pague muy caro" las "ambiciones personales" del dirigente de Os Peares, que "se calla" en cuestiones como la subida de peajes en la AP-9, que la comunidad quede "fuera del Corredor Atlántico de mercancías" o que "no sea capaz de defender una tarifa eléctrica propia".

"En definitiva, creo que deja a un Feijóo perseguido por su pasado, que no es capaz de explicar sus relaciones con un narco y que pone su ambición por encima del interés de Galicia. Retrató muy bien la insolvencia y frivolidad con la que actúa el presidente", ha zanjado.

PP: "DEJARSE DE 'LERIAS'"

Por su parte, también se ha pronunciado sobre un hipotético salto del presidente de la Xunta a la política estatal el portavoz del PPdeG en la Cámara gallega, Pedro Puy, pero con una visión muy distinta a la de los dirigentes de la oposición.

En concreto, ha asegurado que, en la entrevista, Feijóo afirmó que "no está por sustituir a alguien que, de momento, no ha manifestado otra cosa que que quiere terminar una legislatura complicada", en referencia a Rajoy.

Sobre esta cuestión, ha recordado que el propio presidente de la Xunta, preguntado en varias ocasiones sobre su futuro político, pidió "dejarse de 'lerias'" -enredos- y "ponerse a trabajar". "Lo que entendí es que el presidente -Feijóo- no está en ese tema" y que lo que dice es que "apoya a Rajoy", ha apuntado.

Además, preguntado por las críticas de dirigentes de la oposición que ven "vergonzoso" que Feijóo presentase a Galicia como "un país de contrabandistas" para "justificar su amistad con un narco" (tanto Ana Pontón (BNG) como Luís Villares (En Marea) se pronunciaron en este sentido), Pedro Puy ha calificado de "absurdas" estas declaraciones.

"No estoy para comentar lo que dice la oposición que no tiene ningún sentido. Todos los que vivimos una época sabemos perfectamente lo que era el tabaco de batea y eso es lo que dijo el presidente", ha manifestado.

Al respecto, ha aprovechado para celebrar que "afortunadamente" este tipo de prácticas "están abandonadas" y, al igual que el tráfico de drogas, "no son bien recibidas por la sociedad".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.