Sáez Aguado y Muñoz firman el convenio
Sáez Aguado y Muñoz firman el convenio EUROPA PRESS

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y el presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), Ignacio Muñoz, han suscrito este protocolo para mantener su colaboración y fijar el marco de actuación entre ambas entidades en cuatro aspectos diferentes como son el programa 'primer impacto', el servicio de apoyo psicológico, el servicio de consejo en alimentación al enfermo oncológico (en Soria) y la actuación del voluntariado.

El consejero ha destacado que estas actuaciones se llevan a cabo a lo largo de los años y ha señalado el incremento de pacientes usuarios de lo que ha recordado que es un marco de colaboración con la Asociación, que "seguramente" hace determinadas cuestiones como éstas mejor que en el ámbito de la Sanidad y permite mejorar la calidad de vida.

Además, ha recordado que hay otros programas conjuntos como los cuidados paliativos, el apoyo en infraestructuras, el mantenimiento de pisos para pacientes que gestionan conjuntamente o el alojamiento en hoteles de enfermos que tienen que trasladarse para recibir tratamiento.

El consejero ha incidido en que la atención oncológica en Castilla y León es de "elevada calidad" tanto en diagnóstico como en tratamiento y se han incorporado los principales programas de detección como el de cáncer colorrectal, algo que el presidente de la AECC ha pedido que realice la población indicada, ya que cuando "da la cara" tiene una mortalidad muy alta y supone 1.200 fallecimientos al año, segundo por detrás del de pulmón.

Actualmente sólo se recibe respuesta de entre un 35 y un 40 por ciento de la población a la que se dirige la campaña, ha explicado Sáez Aguado, quien ha adelantado que esta misma semana se dispondrá en el Portal de Salud de Castilla y León un vídeo en el que se muestre cómo se deben tomar las muestras, ya que las instrucciones escritas a veces confunden a algunas personas que desisten de someterse a esta sencilla prueba.

Ignacio Muñoz, quien ha destacado la calidad de la sanidad en la Comunidad, ha coincidido con el consejero en destacar la importancia de la investigación, a la que la AECC ha destinado el año pasado unos 40 millones de euros que se incrementarán en otros 15 este ejercicio y que ha permitido mantener 220 proyectos, algunos de ellos en el Instituto del Cáncer de Salamanca. A este respecto, Sáez Aguado ha incidido en que seguirán insistiendo en esta línea investigadora para tender a la cronificación de la enfermedad en el futuro.

NECESIDAD DE APOYO

El presidente de la AECC ha incidido en que en la Comunidad hay una incidencia del cáncer "fuerte", algo en lo que también repercute la longevidad, y se detectan 14.700 casos cada año, de los que un 50 por ciento necesitaría apoyo psicológico y por eso se trata de ampliar la colaboración.

Muñoz ha advertido del aspecto social de la enfermedad, que es "duro", dado que incide también en la vida laboral de los pacientes, y ha asegurado que en la Comunidad hay unas 1.500 persona que pueden estar "en riesgo de exclusión social" por encontrarse en desempleo, cobrando una prestación, por debajo del salario mínimo interprofesional o son autónomos y el cáncer conlleva un gasto "adicional" que es "muy fuerte", por lo que pueden verse más perjudicados en este ámbito. A estas personas ha sumado otras 2.900 que viven solas, muchas de ellas por su avanzada edad.

"Queda mucho por hacer", ha asegurado el presidente de la AECC, quien también ha señalado que se avanza a "buenísimo" ritmo y se trata de mejorar las cifras.

En este contexto, el consejero ha señalado que se llega bien a cubrir la demanda y en los primeros diagnósticos no hay "lista de espera" pero quizá haya otras demandas y necesidades que cree que hay que intentar identificar.

En el convenio se aborda el desarrollo del programa 'Primer impacto', cuyo objeto es facilitar de manera inmediata la atención de la información necesaria sobre los recursos existentes y la proporción de atención psicológica y social a los pacientes recién diagnosticados de cáncer y a sus familiares.

La AECC se encarga de facilitar la presencia en el centro hospitalario correspondiente de un profesional -preferentemente un psicólogo- para atender a los pacientes y familiares cuando así lo soliciten, mientras la Gerencia Regional de Salud facilitará a los profesionales sanitarios la información precisa sobre el programa para que el máximo de enfermos oncológicos pueda beneficiarse de él.

Este programa, puesto en marcha en 2013 e implantado en todas las provincias de Castilla y León, ha incrementado sus usuarios hasta 2017 en un 32 por ciento, con 5.079 pacientes al año.

El número de pacientes beneficiarios de atención psicológica se incrementó en estos dos últimos años en un 25 por ciento, con 2.620 anuales, mientras el número de usuarios de los servicios sociales aumentó en un 127 por ciento, con 998 pacientes al año.

El mayor incremento de usuarios se ha producido entre los pacientes en seguimiento con tratamiento activo, que es de 1.297, mientras que los primeros diagnósticos suponen 420 pacientes, los segundos diagnósticos o recidivas son 286, 549 son atendidos mientras reciben cuidados paliativos, 272 en situación de duelo (apoyo a las familias) y 187 son supervivientes de la enfermedad.

En este mismo sentido se trabaja en los servicios de atención psicológica, que proponen mejorar la calidad de vida del enfermo de cáncer y de sus familiares, reduciendo las alteraciones emocionales, relacionales y sociales que puedan surgir como consecuencia de la enfermedad. Para el desarrollo de estos servicios, la AECC y el hospital acordarán el horario y la ubicación física de los profesionales.

VOLUNTARIADO

El protocolo regula también la actuación del voluntariado, cuyas principales funciones son acompañar al enfermo oncológico y a su familia y ofrecerles apoyo emocional; suplencia del cuidador primario; actividades de animación y entretenimiento; apoyo al personal sanitario mediante tareas complementarias y derivación a profesionales en caso de detectar necesidades que requieran la intervención de personal especializado.

Aunque se trata de un convenio marco, también está previsto que se elaboren y se firmen acuerdos específicos con cada uno de los centros hospitalarios para concretar el desarrollo de este protocolo adaptándose a las necesidades de cada uno de los centros.

En el marco de la firma del convenio, el presidente de al AECC de Valladolid, Javier Arroyo, ha recordado que la entidad cumple 65 años, algo por lo que se ha felicitado, al tiempo que ha destacado que aunque es una edad a la que parece que todo el mundo ha alcanzado el final de su carrera laboral, la Asociación "vuelve a empezar" con una "dinámica distinta" y más recursos, eficiencia y cercanía a los ciudadanos a los que tratan de aportar una mayor calidad de vida.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.