Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, las pesquisas comenzaron cuando la víctima acudió a comisaría a denunciar que después de consultar un extracto bancario se había percatado de que en el mismo figuraban diversas compras por un importe de 898 euros, desconociendo quién pudiera haberlas realizado.

Las pesquisas practicadas por los agentes con los comercios en los que se habían efectuado las compras permitieron identificar a una persona que resultó ser una joven del entorno familiar del denunciante y a quien se le imputa un delito de estafa.

Consulta aquí más noticias de Toledo.