Cincuenta y cuatro personas han muerto en los cuarenta y seis accidentes de tráfico registrados en las carreteras españolas desde la puesta en marcha de la operación especial de tráfico con motivo de las fiestas navideñas, el pasado 21 de diciembre, hasta las 20.00 horas de este domingo. En el mismo periodo de 2006 hubo 63 víctimas mortales en 53 accidentes, según datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

A lo largo de este fin de semana, 13 personas han perdido la vida en otros tantos accidentes mortales, ocurridos desde las 15.00 horas del pasado viernes hasta las 20.00 horas del domingo, periodo en el que también han sido contabilizados siete heridos graves y nueve leves. El sábado fue el día de mayor mortalidad en las carreteras con ocho muertos en ocho accidentes, así como tres heridos graves y seis leves; mientras que el viernes fallecieron dos personas en otros tantos siniestros y otras tres resultaron con lesiones graves y cuatro de carácter leve.

Hasta el domingo

En lo que va de domingo, tres personas han fallecido en tres accidentes y una ha resultado herida grave y otras dos leves. Uno de los accidentes más graves de este fin de semana ocurrió este domingo en la carretera N-240, a la altura del término municipal de Barbastro (Huesca), al colisionar un turismo y un todoterreno. El conductor del turismo falleció y los dos ocupantes del turismo, de 49 y 50 años, sufrieron heridas leves Además, en Alcoy (Alicante), falleció un motorista de 42 años al colisionar frontalmente contra un todoterreno en una carretera local.

El sábado falleció también un menor de 15 años en un accidente de tráfico en el que se vieron implicados dos ciclomotores y que tuvo lugar en la carretera C-250, en el término municipal de Santa Cristina d'Aro, en la provincia de Girona. En cuanto al estado de las carreteras, a las 20.00 horas, la niebla dificultaba la circulación en las vías catalanas, principalmente en la A-2, a lo largo de 18 kilómetros en la localidad barcelonesa de La Panadella y en 23 kilómetros en Tárrega (Lleida).

Tráfico lento

La niebla también causaba problemas en las localidades leridanas de Juneda, en la N-240, donde el tráfico era lento en 28 kilómetros, y en la AP-2 en Les Borges Blanques con un tramo de veinte kilómetros de circulación lenta. Respecto a la situación de los puertos de montaña, sólo se encuentra cerrado el de El Roque de los Muchachos en Santa Cruz de Tenerife entre los kilómetros 24 y 37 y son necesarias las cadenas para circular por el de Izaña en la localidad tinerfeña de Santa Úrsula. En Madrid, la A-2 era la vía más congestionada a su paso por Alcalá de Henares, carretera que sufría también retenciones en Lleida a causa del accidente de un vehículo en Cervera y en Barcelona debido a una avería en Esparreguera.