Playa de Las Vistas (Arona, Tenerife)
Playa de Las Vistas (Arona, Tenerife) EUROPA PRESS - Archivo

Así lo indica el vicepresidente y consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, quien augura que la dinámica este año "tenderá probablemente a una cierta estabilidad y al mantenimiento de la cifra de alojados".

Bernabé explica no obstante que 2018 se presenta con cierta "incertidumbre" porque hay que hacer frente a la recuperación de destinos del Mediterráneo, que moderará los flujos turísticos en algunos de los principales emisores.

"Estos países están aplicando una política muy agresiva de precios incentivada también por sus propios gobiernos. En nuestro caso Tenerife debe seguir apostando por unos estándares altos de calidad y, para ello, trabajamos continuamente en la mejora del destino y de la oferta porque es lo que nos permitirá mantener el liderazgo en este nuevo contexto internacional", comenta.

Los turistas que pasaron sus vacaciones en la isla en el primer mes de 2018 generaron 3.526.557 pernoctaciones, un 1,2 por ciento menos en relación con enero de 2017.

La ocupación en los establecimientos turísticos de Tenerife se situó en el 69,2 por ciento (-4,4%) y la estancia media se recorta 0,08 puntos.

En cuanto a los indicadores zonales, el sur de la isla pierde apenas un 0,1 por ciento de alojados para un total de 324.917 turistas en enero, en tanto que el Norte contabiliza un total de 75.899 turistas, un 1,6 por ciento menos que en el mismo mes de 2017.

MERCADOS EMISORES

El turismo nacional, con un total de 61.951 españoles alojados en los establecimientos turísticos de Tenerife, continúa en enero con la misma tendencia positiva que venía registrando desde mediados de 2017 y crece un 5 por ciento en el mes.

El turismo peninsular es el principal responsable de este buen resultado ya que incrementa su afluencia a la isla un 9,1 por ciento.

Los alojados extranjeros descienden un 1,1 por ciento. Los británicos, 139.740 alojados en el mes, descienden un 1,5 por ciento y también los alemanes acusan un resultado negativo (-0,7%).

El balance es positivo para el turismo belga (+1,8%); francés (+2,4%); holandés (+1,1%); suizo (+4%); irlandés (+19,7%), ruso (+3,2%) y de Países del Este (+15%).

Las cifras negativas son para el mercado italiano (-8,7%) y el austríaco (-12,7%).