"Una ligera bajada que nada tiene que ver con que se hayan tomado medidas para fomentar el empleo, sino al contrario: un descenso que se da todos los febreros tras volver a la actividad normal post-navideña y post-rebajas, y que ha sido incluso menor que en 2016 y 2017". En 2017, por ejemplo, de enero a febrero bajó el 0,25%, siete décimas más.

"Cada descenso del paro, por mínimo que sea, es una buena noticia, no cabe duda, pero la inercia sigue notándose en el mercado laboral no solo en cifras globales, sino en que no se corrige ninguno de los grandes males estructurales de nuestro desempleo".

El desempleo entre los menores de 25 años creció en un 3,12%, "lo que demuestra", continúa, "que la única oportunidad que tienen los jóvenes en este país para trabajar es hacerlo en campañas extenuantes, mal pagadas y firmando un contrato por día".

Pero "lo que sigue siendo sangrante es la brecha de empleabilidad por género, que cada mes nos da motivos para salir a la calle este 8 de Marzo". "Tres de cada siete parados son hombres y cuatro, mujeres.

A esto hay que añadirle que la población activa entre las mujeres es menor: de cada 100 personas en edad y disposición de trabajar, 46 son mujeres y 54, hombres". Por lo tanto, hay 1.997.878 paradas frente 1.472.370 hombres, pero hablamos de una base de mujeres activas menor que la de los hombres: "hay que visibilizar estos agravios el 8 de Marzo, y nosotros lo hacemos convocando actos de protesta en todas las comunidades autónomas y huelga de 12 a 16 horas".

El dato más positivo de los registros de empleo de febrero, "es, sin duda, la afiliación a la Seguridad Social, que está en máximos desde el inicio de la crisis".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.