Así, será posible incorporar señales luminosas y sistema Asfa Digital, en sustitución de los semáforos mecánicos actuales, según ha informado Adif en un comunicado.

La solución adoptada consiste en la instalación de dos enclavamientos electrónicos, uno en cada estación, además de un sistema de detección de trenes basado en circuitos de vía de audiofrecuencia, señales luminosas, balizas Asfa digital y nuevos accionamientos eléctricos.

Por otro lado, la actuación ha permitido modernizar el funcionamiento del paso a nivel 'tipo C', dotado de semibarrera automática y de señalización luminosa y acústica, situado en la estación de Cazalla-Constantina, aumentado "la fiabilidad y mejorando la gestión de esta instalación".

Además, Adif ha explicado que los enclavamientos son los sistemas que gestionan todas las señales, cambios de agujas y otros dispositivos que ordenan los movimientos de los trenes en el interior de las estaciones y en los trayectos. Al mismo tiempo, están coordinados con los sistemas de control de tráfico para regular con la máxima seguridad tanto las operaciones de entrada y de salida de las estaciones como las circulaciones internas.

Asimismo, su funcionamiento se basa en sofisticados sistemas informáticos que controlan los elementos de la infraestructura e impiden la ejecución de órdenes contradictorias. A la vez, visualizan en cada momento la situación de los trenes y aumentan las condiciones de seguridad de la explotación ferroviaria.

Los trabajos han sido licitados por importe de 2.190.489 euros (IVA incluido) y del plazo total de 15 meses, tres se destinarán para la redacción del proyecto constructivo y los otros doce para la ejecución de la obra.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.