Tori Spelling
La actriz Tori Spelling con tres de sus hijos. GTRES

La policía ha acudido a casa de la actriz Tori Spelling –quien saltó a la fama en los 90 gracias a la serie Beverly Hills, 90210– tras recibir una llamada en la que se indicaba que la mujer estaba sufriendo un agresivo ataque nervioso y había comenzado a destrozar todo lo que encontraba a su paso.

La policía llegó al domicilio de la celebrity en torno a las 7 de la mañana del jueves y dos agentes se acercaron a la casa, donde se los vio charlando amistosamente con Dean McDermott, esposo de Spelling.

Al parecer, la situación ya se había calmado y los agentes no encontraron señales de que el suceso fuera fruto de una enfermedad mental.

Curiosamente, la noche anterior fue la propia Tori Spelling la que llamó a la policía cuando creyó que un desconocido intentaba entrar en su casa. Finalemente, el intruso resultó ser su marido.

Según varios medios estadounidenses, el estado de nerviosismo e intranquilidad de Spelling es fruto de las numerosas deudas de la pareja, que ha llegado a acumular varias demandas por impago.

Además, la actriz también se habría visto superada por la sobrecarga familiar, especialmente tras haberse quedado embarazada de nuevo muy poco después de haber dado a luz a su último hijo, que nació en marzo de 2017.