El trabajador, siguiendo con los protocolos establecidos para estos casos, llamó a su centro médico de prevención, además de consultar con su médico de familia, informándole en ambos casos de que el hospital de referencia al que debía acudir era el Reina Sofía, concretamente, la Unidad de Medicina Preventiva, dónde no quisieron atenderlo, remitiéndolo de nuevo a su centro médico de prevención.

Según informa el CSIF, el jefe de gabinete del centro penitenciario Murcia II se puso al habla inmediatamente con la responsable del servicio de Prevención del Reina Sofía, quien no quiso identificarse y no dejó que se atendiera al funcionario, "a pesar de que el protocolo de 'accidente biológico' establece que se medicará al paciente en las tres horas siguientes al contacto, ya que pasado este tiempo la profilaxis no es efectiva".

Desde CSIF informa que la Dirección de Centro Murcia II ha cursado una queja al gerente del hospital Reina Sofía denunciando el mal trato recibido tanto a nivel asistencial, como por parte de la responsable de Prevención del citado centro médico.

Según indica el sindicato, la Unidad de Medicina Preventiva, tras reconocer su error, ha procedido finalmente a tratar al trabajador.

Consulta aquí más noticias de Murcia.