La Dirección General de Seguridad y Emergencias mantiene la alerta máxima por viento en islas occidentales y Gran Canaria, la alerta por vientos para las islas de Lanzarote y Fuerteventura y la alerta por fenómenos costeros para todo el archipiélago.

El volumen de lluvia y la fuerza del viento que acarrea la borrasca Emma han sido superiores a los registrados en las dos anteriores borrascas que han afectado al archipiélago en los últimos días.

A lo largo de la mañana de hoy, las rachas de viento registradas en varios puntos de las islas han superado los umbrales previstos en un primer momento por la Aemet. Así, en La Palma se han alcanzado los 123 km/h en la capital y se han superado los 100 km/h en Puntallana, Villa de Mazo y Breña Alta.En Tenerife se han registrado hasta 135 km/h en Izaña, mientras que en la isla de Gran Canaria los valores máximos se han alcanzado en Agaete, con 106 km/h.

En La Gomera, en Vallehermoso, la fuerza del viento ha alcanzado los 120 km/h y en El Hierro la rachas más intensas se dieron en San Andrés, con 113 km/h.

El mal estado del mar ha causado el hundimiento de una embarcación en el muelle de Gran Tarajal con 50.000 litros de combustible, lo que ha motivado la activación del Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental.

El empeoramiento de las situación en Lanzarote y Fuerteventura ha llevado a la Consejería de Educación a ampliar a ambas islas, a partir de las 15.00 horas, la suspensión de clases que ya afectaba a los centros educativos de las islas occidentales y Gran Canaria.

Durante la mañana, los aeropuertos de las islas han sufrido retrasos, desvíos y cancelaciones en los vuelos y la Autoridad Portuaria mantiene cerrado el puerto de Agaete.

INCIDENTES.

Por tipología de incidentes, la mayoría han estado relacionados con caída de árboles, ramas, riesgo de caída de objetos a la vía como vallas o enseres desde azoteas en Gran Canaria; caída de postes de telefonía y farolas en La Palma, Tenerife y Gran Canaria; cortes de luz en algunos puntos de Tenerife y Lanzarote; y contenedores en la calzada y problemas de alcantarillado y achique en viviendas y vías de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, así como problemas que está causando el oleaje en la costa de la Gomera, Fuerteventura y norte de Tenerife.

Entre los incidentes más relevantes destacan la intervención de Bomberos de Tenerife para evitar que el agua arrastrar varios vehículos en el cauce del Barranco de Aripe, en Guía de Isora; en La Palma, en la playa de La Bombilla, en Tazacorte, el agua entró durante la noche en las viviendas, movilizando los medios municipales, y en El Hierro se vio afectada una línea de media tensión y la luz se restableció durante la madrugada. Asimismo, en la carretera GC-400, en el acceso a Ariñez, en la Vega de San Mateo, se ha registrado un desprendimiento que afecta a una vivienda en el que están interviniendo los recursos de emergencia.

Por otra parte, en Vallehermoso, Santa Lucía y La Orotava hubo desprendimientos de piedras de grandes dimensiones que precisaron la intervención de maquinaria para retirarlas; en Valleseco, en Gran Canaria, se registró la caída de un poste de tendido eléctrico sobre una vivienda en el camino, donde fue necesaria la intervención de Unelco.

Las carreteras de Tenerife, La Palma y Gran Canaria se han visto más afectadas por los desprendimientos y en el caso de la GC-200, estuvo cerrada entre Tasarte y Los Azulejos por inundación.