Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado lunes cuando la Policía Nacional fue alertada a través dela sala del 091 de que un individuo había forzado la puerta de entrada en una peluquería, ante lo cual las dotaciones policiales acudieron al lugar de forma inmediata y localizaron en el interior del establecimiento, agazapado y escondido, al autor de los hechos, el cual trató de huir pero acabó detenido a escasos metros del local.

Gracias a la colaboración ciudadana y a la rápida actuación de la policía, el autor de los hechos fue sorprendido 'in fraganti', sin conseguir sustraer efecto o dinero alguno.

En el momento de la detención le fueron intervenidos al presunto autor unos guantes de lana, que llevaba puestos con el fin de ocultar sus huellas dactilares, así como un destornillador oculto entre sus ropas.

Consulta aquí más noticias de León.