Nieve en Rusia
Nieve en Rusia. EFE/EPA/ANATOLY MALTSEV

Un niño sonámbulo de cuatro años de edad ha muerto congelado en Rusia tras salir a la calle de noche y deambular a 20 grados bajo cero. Su madre lo encontró a primera hora de la mañana en el porche de su vecino, al percatarse de que no estaba en casa, publica The Siberian Times.

La tragedia ha sucedido en la región rusa de Krasnoyarsk y las autoridades han iniciado una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte del menor. El niño, llamado Bogdan, salió sin ropa de abrigo y sus huellas en la nieve indicaron a la madre su paradero.