Es una de las conclusiones que han recogido los expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas Sabelo Gumedze, Presidente del Grupo de Trabajo sobre Afrodescendientes, Marie-Evelyne Petrus-Barry y Ricardo Sunga que visitaron Madrid, Barcelona, Almería y Ceuta entre el 19 y el 26 de febrero para verificar la situación de discriminación de las personas de raza negra que viven en España.

Aunque las conclusiones del Grupo de Trabajo se darán a conocer el próximo mes de septiembre, Gumedze avanza que en España "se necesitan urgentemente voluntad política y compromiso al más alto nivel" para erradicar estas conductas, ya que "la invisibilidad y la discriminación racial cotidiana agravan el sufrimiento de los afrodescendientes y minimizan su derecho legítimo a la igualdad".

"En repetidas ocasiones, el Grupo de Trabajo escuchó testimonios de cómo se suele parar desproporcionadamente a los Afrodescendientes en controles de identidad por la calle, en los puertos y el transporte público, en comparación con otras etnias", dicen en su informe preeliminar tras la visita.

El Grupo de Trabajo concluyó además que la falta de datos desglosados impide identificar a los grupos que sufren de discriminación impidiendo por tanto su protección efectiva, aunque reconoce que el Gobierno está haciendo "esfuerzos por recabar información sobre delitos de odio y combatir la incitación al odio".

También han expresado preocupación por el modo en que la Ley de Seguridad Ciudadana pueda afectar los derechos de los Afrodescendientes. "Las disposiciones disuasivas de la Ley de Seguridad Ciudadana han acabado imponiendo la autocensura, fomentando que no suelan denunciarse los actos discriminatorios, con lo cual no se investigan, no se juzga a los perpetradores ni obtienen reparación las víctimas", asegura Gumezde.

Consulta aquí más noticias de Almería.