En lo que va de año, dos personas han sido detenidas o investigadas por la Policía Autonómica como presuntos autores de incendios forestales.

Según ha informado la Xunta en un comunicado, la Policía tomó declaración en calidad de investigado a un vecino del municipio de Punxín, al que acusan de ser el autor de un incendio en el lugar de Pazos de Arriba el 23 de febrero.

El fuego se produjo, según las mismas fuentes, como consecuencia de una quema mal apagada el día anterior, lo que provocó la propagación de fuego en varias parcelas limítrofes, de manera que ardieron 0,6 hectáreas de monte arbolado y 3 hectáreas de monte raso.

Las diligentes policiales serán remitidas al Juzgado de Instrucción de guardia de O Carballiño (Ourense).

Consulta aquí más noticias de Ourense.