José Miguel Herrero (AICA) y Ángel Val, subdelegado del Gobierno en Zaragoza.
José Miguel Herrero (AICA) y Ángel Val, subdelegado del Gobierno en Zaragoza. EUROPA PRESS

Desde 2014, AICA ha llevado a cabo 3.669 operaciones de inspección, 141 en Aragón, en todos los sectores agrarios y ganaderos, haciendo más hincapié en frutas, hortalizas, vino, lácteo y aceite de oliva. En Aragón los sectores más inspeccionados por AICA son alfalfa y otros forrajes (20), bodegas (30), frutas de hueso y hortalizas (27), cereales (25) y cárnicos (32).

En total se han impuesto 922 sanciones en toda España -con un importe de 9,2 millones- 13 de ellas en Aragón, el 70 por ciento por incumplimiento de los plazos de pago. Los que más incumplen en Aragón son las bodegas (seis), alguna empresa de frutas y hortalizas (dos), dos a empresas ganaderas y tres a empresas lácteas, ha dicho Herrero, comentando que en esta región se imponen sanciones que paga la empresa sancionada, con sede en otra comunidad.

Así lo ha indicado en rueda de prensa el director de la Agencia, José Miguel Herrero, quien ha presentado los planes de actuación en Aragón durante 2018 acompañado por el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val.

Herrero ha señalado que la Ley de la Cadena Agroalimentaria dispone la obligación de realizar inspecciones a todos los agentes que forman parte de la misma "para verificar que cumplen la ley", pudiendo imponérseles sanciones de 3.000 euros a un millón.

Ha expuesto que "todavía está instaurado en el sector el trato verbal" y que la nueva normativa establece que las operaciones de compra-venta se deben reflejar en un contrato escrito, donde debe figurar el precio o un procedimiento para determinarlo mediante índices que no se puedan manipular.

La ley, ha continuado, impone un plazo de cobro de 30 días para productos frescos y perecederos, y de 60 para el resto, fijando un régimen sancionador.

MÁS INSPECCIONES

El año próximo se reforzarán las inspecciones en el sector de la frutas de hueso, en Aragón, ya que "cuando comienza la campaña siempre hay tensiones entre la oferta y la demanda". También se llevará a cabo una inspección a las bodegas para asegurar que se firman los contratos de la campaña de la uva y verificar que se han cumplido los plazos de pago en la campaña pasada. De los expedientes abiertos, un 15 por ciento terminarán en sanciones.

José Miguel Herrero ha destacado que esta ley española "fue pionera" en el ámbito europeo "y sobre todo la más completa" porque "había países que habían hecho regulaciones parciales".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.