Sergio Primiani y Marisa Martín
Sergio Primiani y Marisa Martín EUROPA PRESS

Se trata de un colectivo al que el Gobierno de Venezuela no les paga su pensión desde el año 2016. En la mayoría de las comunidades autónomas han visto cómo se les cerraban las puertas a la hora de solicitar una ayuda porque constaban como pensionistas.

Sin embargo, en Asturias, según ha explicado otro de los integrantes de Asopeve, Sergio Primiani, se aceptó, de un tiempo a esta parte, una carta de reclamo al Consulado de Venezuela para probar que no están percibiendo pensión alguna.

Además, estas personas han de cumplir todos los requisitos exigidos para poder cobrar el SSB, como estar empadronados en Asturias o no tener ningún otro ingreso. Desde Asopeve agradecen al Principado su "implicación".

Primiani ha expuesto otra problemática que les afecta directamente, que es el tipo de cambio derivado ahora sobre el bolivar, derivada de la situación económica en Venezuela, lo que podría afectar directamente a sus pensiones, con cantidades mensuales que no superarían los seis euros. En este sentido, ha reclamado una solución. Ha dicho que en Asturias ya se han suicidado cuatro pensionistas venezolanos por culpa de no poder soportar la situación.

El Gobierno asturiano, por su parte, ha informado de que el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha reafirmado el compromiso del Gobierno del Principado con los emigrantes que regresan a Asturias, en sendos encuentros con representantes de la Asociación de Emigrantes Españoles y Retornados a Asturias (Aeera) y de la Asociación de Pensionistas y Jubilados de Venezuela en Asturias (Asopeve).

Este apoyo se plasma, entre otras medidas, en la línea de ayudas al retorno, que en el periodo 2013-2017 benefició a 171 personas por un importe cercano a los 250.000 euros.

En las reuniones celebradas se ha abordado la situación general del colectivo de retornados y, de manera particular, las dificultades que afrontan quienes llegan de Venezuela, ya que desde hace dos años no reciben prestación alguna del Gobierno de ese país.

Responsables del Principado y Asopeve estudiarán de manera monográfica este problema en una jornada que se celebrará el 13 de marzo en Gijón. En el encuentro se analizarán las competencias del Ejecutivo central en relación con las personas retornadas y las reclamaciones vinculadas al pago de pensiones mínimas y prestaciones no contributivas para quienes no perciben ingresos del Estado venezolano. También se informará sobre las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de Asturias y de las que pueden beneficiarse, como el salario social y las ayudas directas al retorno.

El Principado concedió el año pasado ayudas directas a 57 emigrantes retornados y descendientes que fijaron su residencia en la comunidad, a quienes se destinaron 97.500 euros. Estas subvenciones suponen un aumento del 143,75% respecto a las aprobadas inicialmente y del 23,40% en el número de beneficiarios, una subida que se debe, principalmente, a la situación social y económica de Venezuela. En 2015 se aprobaron 26 ayudas y se destinaron a este concepto los 25.000 euros presupuestados, mientras que en 2016 se atendieron las demandas de 47 personas, con una aportación global de 72.000 euros.

La Consejería de Presidencia había previsto en 2017 que el ritmo de solicitudes mantendría la misma tendencia, por lo que incrementó en un

60% la partida destinada a las ayudas individuales al retorno, y en un 25% la subvención a Aeera. Además, el Principado mantiene con esta asociación un convenio de colaboración en materia de atención a personas retornadas dotado con 10.000 euros.

Según los lugares de procedencia de las personas que recibieron las ayudas el año pasado, 36 regresaban de Venezuela, lo que supone que este país concentra el 63% de las subvenciones. El resto de los beneficiarios volvió de los siguientes países: Argentina (1), Brasil (2), Chile (4), EEUU (3), Francia (1), México (5), Perú (1), Siria (2), Sudáfrica (1) y Uruguay (1).

La Dirección General de Emigración y Cooperación al Desarrollo del Principado ya ha recibido este año 14 solicitudes de ayudas al retorno: diez desde Venezuela, dos de Chile, una de Perú y una de Francia.

Asturias es, junto con Galicia y Extremadura, una de las tres comunidades autónomas que disponen de una línea de apoyo al retorno, lo que pone de manifiesto el compromiso del Principado con aquellos emigrantes que deciden regresar pero carecen de medios y recursos propios.

Consulta aquí más noticias de Asturias.