Fragmento del vídeo
Fragmento del vídeo ARRAN

Desde la plataforma han expuesto en un comunicado que no fue hasta la publicación del vídeo varios días después de realizarse el acto que "se inició una feroz campaña de criminalización de la acción orientada a distorsionar la interpretación de lo que objetivamente pasó".

En este sentido, han defendido que los integrantes de Arran se limitaron a lanzar confeti con una bengala encendida "sin que en ningún momento se pusiera en peligro ninguna estructura material ni la integridad física de las personas presentes".

Asimismo, han explicado que esta campaña basó parte de su impacto "en el uso recurrente y perverso del término 'turismofòbia' con el objetivo de criminalizar todas aquellas acciones, entidades y movimientos sociales que se oponen al relato hegemónico sobre el papel que el turismo tiene que jugar en la sociedad".

'Ciutat per a qui l'habita' ha añadido que les "preocupa muchísimo" que aquella "campaña de criminalización haya ido un paso más allá y ahora acontezca un proceso de judicialización que puede suponer incluso penas de prisión para los integrantes de Arran".

"La criminalización no sólo busca reprimir la protesta social, sino también, o sobre todo, inhibirla y desincentivarla a través de la instrumentalización del miedo", han manifestado.

Por todo, la plataforma ha exigido "su absolución" y que "se deje de criminalizar a quien defiende los derechos de los vecinos a una vida digna".