El Área Sanitaria IV, cuyo hospital de referencia es el Universitario Central de Asturias (HUCA), ha recibido a lo largo de 2017 635 solicitudes de reducción de jornada, según ha afirmado este lunes el consejero de Sanidad, Francisco del Busto. En 2018 se han recibido ya 329 solicitudes, con lo que, si sigue la tendencia, el área cerrará el año con 1.974 peticiones.

Del Busto ha señalado además que desde 2014 el número de solicitudes se ha multiplicado, aumentando de 366 en 2014 a 400 en 2015; 531 en 2016 y 635 en 2017.

El consejero ha ofrecido estos datos durante su intervención en la Comisión de Sanidad, donde ha precisado que ante el incremento del número de profesionales que solicitan reducciones de jornada por maternidad, se celebró una reunión la semana pasada para informar de la necesidad de establecer criterios y medidas de actuación para afrontar la situación de manera que se cumpla con los derechos de los trabajadores y se mantenga la capacidad de prestación de servicios.

El orden del día de la Comisión de Sanidad se cerraba este lunes con una pregunta urgente del parlamentario de Podemos Andrés Fernández Vilanova referida a una denuncia de la Plataforma de Trabajadores del Sespa en la que se afirmaba que en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) "se está coaccionando a trabajadores de enfermería con el empeoramiento de sus condiciones de trabajo para disuadirlos de solicitar reducciones de jornada por maternidad".

El consejero ha negado este extremo, afirmando que "desconoce" qué plataforma es esa a la que aludió el diputado en su pregunta, y afirmando que no consta ninguna denuncia en ese sentido. Visiblemente enfadado por estas acusaciones, el consejero ha reprochado al diputado de Podemos que se ha "pasado de frenada muchos pueblos".

"No todo vale, podría haber obtenido una información veraz con una pregunta escrita", ha señalado, para después apuntar que "no siempre se puede estar actuando en la galería esperando el aplauso de una parroquiana". Decir que la Gerencia del Área Sanitaria "pone trabas" para el disfrute de las reducciones de jornada es, según el consejero, "simplemente falso". "Se solucionó entre los profesionales y la gerencia", ha asegurado.

Por su parte el diputado de Podemos hizo referencia al caso de una enfermera que, supuestamente, tuvo que escoger entre continuar con su jornada o reducirla viendo sus condiciones laborales "mermadas" al pasar al retén. "Es una situación gravísima y un atentado contra las mujeres", ha afirmado Fernández Vilanova.

Vilanova ha acusado al consejero de pretender hacer creer que respetan los derechos de los trabajadores cuando "lo que pretenden es estirar el chicle" y utilizar el mismo número de trabajadores cuando hay entre 500 y 600 trabajadores que reducen su jornada. "Tienen que contratar más personal", ha dicho.

El portavoz de Podemos en materia de Sanidad ha acusado al Gobierno asturiano de "chantajear a las trabajadoras para que acepten precarizar sus puestos de trabajo, bajo la amenaza de no concederles la reducción de jornada por maternidad".

"Mientras que el Gobierno de Javier Fernández siga permitiendo y amparando estos abusos laborales sobre las mujeres, dará igual cuantas pancartas agarren y cuantas declaraciones institucionales suscriban, las mujeres a pie de calle sabrán con quien pueden contar y con quién no", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.