El forense Fernando Serrulla de la Unidad de Antropologia Forense del Imelga.
El forense Fernando Serrulla de la Unidad de Antropologia Forense del Imelga. REMITIDA

La Asociación Galega de Médicos Forenses (AGMF) ha trasladado su "total apoyo" a las reivindicaciones del personal al servicio de la administración de justicia en Galicia, que considera "justas y proporcionadas" y que han derivado en una huelga indefinida que permanece activa desde el pasado miércoles 7 de febrero.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación, Fernando Serrulla, ha ratificado este apoyo, al tiempo que ha manifestado su convicción de que las partes tienen que "volver a sentarse" para poner fin a un conflicto que interfiere en diversos campos y que ha paralizado de facto juzgados y registros civiles.

En el caso de los forenses, Serrulla ha explicado que el colectivo está formado por unos 60 profesionales en Galicia y los servicios mínimos hacen que prácticamente la mitad de la plantilla esté trabajando, por lo que la incidencia de la huelga está "controlada", ya que se trata de una labor de calado y sensible.

Sin entrar en números, ha subrayado que el derecho a la huelga es "individual" y depende de la decisión de cada trabajador, pero también ha remarcado, como ha plasmado públicamente la asociación, que la AGMF apoyará "a todos los compañeros asociados" médicos forenses de Galicia que secunden esta huelga.

No en vano, ha incidido en que la situación del colectivo de forenses es equiparable al resto de trabajadores de justicia. De hecho, en la última reunión antes de la ruptura de las negociaciones, la Xunta ofreció para los docentes un incremento retributivo de 100 euros al mes en dos anualidades (2019 y 2020).

GUARDIAS DE 24 HORAS

Además, la Asociación que preside Serrulla ha hecho público un comunicado que remarca que los médicos forenses, como integrantes del mismo colectivo, sufren, junto con "la pérdida de poder adquisitivo", de los "graves problemas" que está generando en Galicia "la negativa de la Administración a instaurar las guardias de 24 horas obligando a permanecer de guardia ocho días continuados sin poder asegurar el descanso obligado de los profesionales".

Serrulla ha trasladado a Europa Press que la cuestión de las guardias es clave y ha explicado que él mismo mantuvo un encuentro con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, al respecto. Por el momento, no ha habido avances y el presidente de la AGMF ha incidido en que se trata de "una cuestión económica", porque habría que "pagar las horas de otra manera".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.