La comisión especial de estudio de las reformas de la política forestal, de prevención y extinción de incendios ha proseguido este lunes sus trabajos con una jornada marcada por el carácter "multifuncional" que diferentes agentes recomiendan para luchar contra los fuegos en el monte gallego.

Así, en primer lugar, el secretario de la indicación geográfica protegida Castaña de Galicia, Manuel López, ha propuesto la creación de "cortafuegos productivos", a base de sotos de castaños que permiten esa "multifuncionalidad" si la producción de su fruto se conjuga con otras actividades como el cultivo de setas y la caza, entre otras.

A continuación, la comisión parlamentaria creada a raíz de la ola de incendios de octubre, que arrasó casi 50.000 hectáreas y se cobró la vida de cuatro personas, ha recibido al presidente de la federación gallega de caza, cuya intervención ha sido la más polémica al mostrar algunos representantes de la oposición su rechazo a esta actividad.

En nombre de los cazadores, Javier Nogueira ha llamado a aprovechar "el potencial" de este colectivo para, por ejemplo, "formar un auténtico equipo de vigilantes" del monte, teniendo en cuenta el número de federados, su conocimiento del terreno y la disponibilidad de 25 radiofrecuencias y 10.000 aparatos para la comunicación interna.

En último término, en la sesión de mañana, ha comparecido la vocal de la junta directiva de Ovica (la asociación gallega de criadores de ovino y caprino) Marta Rodríguez, quien ha puesto el foco en la necesidad de adoptar medidas que eviten el abandono del rural y ha pedido "planes específicos" como los existentes en Andalucía para ganaderos, con el fin último de la "gestión" de biomasa.

POLÉMICA CAZA

Pese al tono sosegado y respetuoso por todas las partes, la participación del presidente de la federación gallega de caza, Javier Nogueira, no ha estado exenta de polémica, ya que ha tenido que escuchar críticas por parte del diputado de En Marea Pancho Casal y también fue interrogado por el nacionalista Xosé Luis 'Mini' Rivas

sobre "para cuándo la caza sin muerte".

Casal, en concreto, se ha referido a recientes "matanzas" y ha censurado declaraciones de la federación española de caza que calificaban a los que están "en contra de la caza con muerte" de "inadaptados sociales".

Estas palabras han motivado que el popular José González le reprendiese en su turno, al recordar que la comisión tiene por objeto analizar las causas de los incendios en la comunidad gallega y tratar de dar con medidas para "mejorar" en este ámbito.

"Llamamos a la caza por el respeto que nos merece por el número importantísimo de federados, así que las críticas están fuera de lugar. Si están en contra de la caza, váyanse a otro sitio. Aquí se trata de ver cómo pueden echar una mano", ha argumentado González.

Por su parte, el socialista José Antonio Quiroga ha apuntado al daño que hacen los "escopeteros" a la imagen de los cazadores, pero también ha hablado de una "sociedad altamente hipócrita" que "se rasga las vestiduras" por la muerte de un animal pero olvida el sufrimiento de miles de personas en muchos lugares del mundo.

DEFIENDE INVERSIÓN Y CUIDADO

En la réplica, Nogueira ha defendido que las asociaciones de cazadores son "las entidades privadas que más invierten en la recuperación de los ecosistemas en Galicia", según ha dicho, en limpieza de montes y plantaciones de cereales con fines no lucrativos.

A la pregunta de "para cuándo la caza sin muerte", ha respondido que "es muy difícil", aunque ha señalado que los participantes realizan "muchas más jornadas de caza sin muerte que de caza con muerte".

Así, recalcando la idea de "cuidado de la naturaleza" por parte de los que cazan, el presidente de la federación gallega ha lamentado que se diga que "no es un deporte" y ha reivindicado que en el monte caben "todos", admitiendo un "problema de comprensión" sobre su actividad "en el mundo urbano".

CRÍTICAS DE LOS ANIMALISTAS

Casi al tiempo que finalizaba su discurso, la asociación animalista Libera y la fundación Franz Weber han emitido un comunicado conjunto con el que tildan de "insultante" la comparecencia de Javier Nogueira en la comisión sobre incendios.

"Este individuo tachó de 'mariconadas' la oposición a estas prácticas violentas con los animales", aseguran en la nota de prensa, en la que denuncian que los cazadores pidieron "500.000 euros para sus cotos tras la ola de incendios de octubre" y añaden que "los motivos cinegéticos y ahuyentar a determinadas especies supusieron el 4,52% de los fuegos intencionados en 2012".

Libera y la fundación, de hecho, censuran "que se invite" a la federación de caza a "hacer su enésima puesta en valor cuando la inmensa mayoría de la ciudadanía -a su juicio- ni es cazadora ni avala esta actividad".

MASAS GEORREFERENCIADAS

Por su parte, el secretario de Castaña de Galicia ha recomendado implantar cortafuegos a base de castaños u otras especies y ha apuntado que esos puntos deberían ser "georreferenciados" y distribuidos entre las brigadas, para que sepan por qué punto pueden acudir a apagar un incendio.

"No puede ser que nos ardan 500 hectáreas. Pongamos cortafuegos productivos. Y nos arderán 50, no 500", ha ilustrado, al tiempo que ha incidido en que si estas masas para la producción de castañas "se cuidan, es porque valen".

Los grupos, por su parte, se han interesado por algunas plagas que sufre esta especie, a lo que Manuel López les ha comentado que aún hay "que solucionar determinadas cosas", pero ha apostado por "no hacerlo con demasiada prisa".

PASTOREO EN TERRENOS QUEMADOS

Por último, Marta Rodríguez, vocal de la junta directiva de los criadores de ovino y caprino en Galicia, ha llamado la atención sobre que "la clave de la problemática del fuego pasa por la gente", y ha opinado que "no se precisan leyes o normativas nuevas", sino que se apliquen las que ya hay.

Eso sí, ha reclamado la supresión de la prohibición de pastorear en terrenos quemados, una "demanda de primera necesidad", según ha valorado, puesto que "si los ganaderos que quedaron sin alimento no pueden pastorear en el invierno, la explotación ganadera está condenada al cierre".

Acerca de otro veto legal, el de cazar en terrenos que ardieron, se pronunció también en su turno el representante de la federación de cazadores: "Estamos de acuerdo con la prohibición. Pero no con que sean cuatro o tres años", aseveró.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.