Rafael Yanes, que siempre ha estado ligado a la administración municipal, insular y autonómica, también se ha comprometido -de resultar elegido- a actuar con "absoluta independencia, sin ninguna influencia externa y teniendo claro que el derecho ciudadano está por encima de cualquier otra consideración".

(HABRÁ AMPLIACIÓN)