De acuerdo con las normas aprobadas, la comisión para la elaboración de una nueva ley foral del Euskera es de carácter especial como órgano específico para el análisis de la legislación vigente sobre la materia y para elaborar una propuesta para una nueva ley del Euskera que tenga como principios inspiradores o básicos "el cumplimiento de los derechos lingüísticos de la ciudadanía navarra, la superación de la zonificación lingüística y la oficialización del euskera en toda Navarra, partiendo de las diferentes realidades sociolingüísticas del territorio y adecuándose a ella".

La comisión estará integrada por un miembro de cada grupo parlamentario y adoptará todos sus acuerdos por el sistema de voto ponderado, incluida la elección de su Presidencia. Cada una de las portavocías contará en la comisión con tantos votos como parlamentarios integren su respectivo grupo.

La comisión celebrará su sesión constitutiva en la fecha que señale la Mesa de la Cámara, una vez que los grupos designen a sus representantes en la misma. El plazo para la designación finalizará el día 5 de marzo, a las 9.30 horas.

En la sesión constitutiva se elegirá al presidente de la comisión, quien en caso de ausencia será sustituido por el miembro de mayor edad. Actuará como secretario de la comisión el letrado que asista a la misma.

La comisión podrá recabar la ayuda y colaboración del Gobierno de Navarra, y podrá solicitar por medio de la Presidencia de la Cámara la asistencia de los cargos y funcionarios que considere oportuno y la emisión de los informes pertinentes. Asimismo, se podrá solicitar la asistencia de otras personas y de especialistas en la materia.

Las sesiones de la comisión no serán abiertas al público. No obstante, podrán asistir a la comisión los representantes, debidamente acreditados, de los medios de comunicación social, excepto cuando aquellas tengan carácter secreto. Las sesiones a las que puedan asistir los medios de comunicación podrán ser transmitidas por medios audiovisuales.

Las sesiones de la comisión serán secretas cuando se acuerde por mayoría absoluta de sus miembros, a iniciativa de su Presidencia, por al menos dos grupos o por la quinta parte de sus componentes. Concluida una sesión de las calificadas como secretas, la Presidencia de la comisión podrá facilitar a los medios de comunicación una referencia de los acuerdos.

La comisión se extinguirá a la finalización del trabajo encomendado y, en todo caso, al concluir la legislatura.

Además, la Junta de Portavoces ha rechazado una propuesta de declaración institucional, presentada por el PPN, en la que proponía que el Parlamento de Navarra acordara que se respete la realidad sociolingüística de Navarra. Han votado en contra Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, mientras que UPN, PSN y PPN lo han hecho a favor.

En concreto, planteaba que "el Parlamento de Navarra acuerda respetar la realidad sociolingüistica de Navarra, y mantener la zonificación que actualmente rige tras la aprobación de la ley del Vascuence en 1986" y pedía "la retirada de la comisión especial para modificar la ley del Vascuence".

En declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha señalado que "el posicionamiento de Geroa Bai y EH Bildu sobre la ley del Euskera es cada día más radical". "La comisión pretende eliminar la zonificación y convertir el euskera en oficial en toda Navarra", ha criticado, para indicar que "el euskera lo habla el 6,7 por ciento de los navarros, que tienen derecho a que se les atienda en euskera, pero no se puede pretender un cambio de la ley foral en estos términos, buscando imponer el euskera en el conjunto de la Comunidad".

Por su parte, Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha censurado "euskarofobia" por parte del PPN, y ha abogado por que se "pueda volver a analizar la ley del Euskera y se haga una puesta al día de la misma".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz, ha indicado que se ha dado "un paso más en establecer un marco en el que se pueda debatir cómo garantizar los derechos de los euskaldunes en Navarra, cómo superar la zonificación, pero partiendo de las diferentes realidades del territorio".

La parlamentaria del grupo Podemos Laura Pérez ha indicado que "hay que superar la zonificación que no responde a ninguna lógica" y ha defendido "el derecho de acceso de toda la ciudadanía a la administración pública en condiciones de igualdad".

La socialista María Chivite ha rechazado "la intención del Gobierno nacionalista de oficializar el euskera en toda la Comunidad". "En aquellas leyes que vengan desde la imposición y no tengan amplia mayoría, el PSN trabajará por derogarlas", ha advertido, para asegurar que "no hay demanda ni uso lingüístico que explique esta oficialización del euskera en toda Navarra, sólo el 6,7 lo usa y el 15 por ciento lo conoce".

Ana Beltrán, del PPN, ha señalado que "se debe respetar la realidad sociolingüística de Navarra". "Navarra no es vascoparlante, solo lo usa el 6 por ciento, tampoco es una lengua oficial", ha dicho, para opinar que "no es de recibo esta comisión". "Es una propuesta de Bildu, que está pisando a tope el acelerador para que el euskera sea oficial en Navarra antes de que termine la legislatura". "Siempre hincando la rodilla por Geroa Bai y Podemos", ha censurado.

Finalmente, Marisa de Simón, de I-E, ha indicado que apoyan "todas las políticas de promoción, uso y conocimiento del euskera" y ha

afirmado que "I-E será garantía pero no apoyaremos un cambio del euskera que no se adecue a la realidad sociolingüística de Navarra".

Consulta aquí más noticias de Navarra.