Covirán
Covirán COVIRÁN

Covirán, cooperativa nacional de distribución de productos de gran consumo, elevó su beneficio neto un cinco por ciento en 2017, hasta alcanzar los 1,09 millones de euros, mientras que las ventas brutas bajo enseña se situaron en los 1.340 millones de euros, un 6,3 por ciento.

"El 2017 ha sido un buen año para Covirán, donde hemos cubierto nuestros objetivos. Estamos muy satisfechos y contentos por este año tan positivo", ha indicado el presidente y consejero delegado del Grupo Covirán, Luis Osuna, durante la presentación de los resultados de la compañía.

El volumen de negocio también se incrementó en un seis por ciento, alcanzando los 700 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un cinco por ciento, hasta los 7,87 millones de euros.

De cara al plan estratégico, Covirán prevé un crecimiento del 15 por ciento y del diez por ciento para 2019 y así mejorar la rentabilidad de la compañía para lograr un beneficio neto de tres millones de euros y un Ebitda, que ronde entre los 14 y 15 millones de euros en 2020. "Queremos crecer de forma más significativa y óptima en rentabilidad", ha asegurado Osuna.

Osuna ha subrayado que Covirán cuenta con un fuerte posicionamiento en la Península Ibérica, donde tiene 2.700 socios en total (2.470 en España y 230 en Portugal). Así, la cifra de negocios adheridos al grupo es de 3.221, de ellos, 2.921 están implantados en España y 300 en el país vecino. Unas cifras que sitúan a Covirán en el segundo puesto en el ranking nacional del sector por número de establecimientos, y en el tercero en Portugal.

El presidente del grupo también se ha congratulado de que la compañía ha ganado cuota de mercado durante el pasado ejercicio, con lo que alcanza el 2,76 por ciento en España y el 0,85 por ciento en Portugal, mientras que ha precisado que si solo se tiene en cuenta los establecimientos con un máximo de mil metros cuadrados, esta cuota se eleva al 6,2 por ciento en España y al 2,15 por ciento en Portugal.

Osuna también ha destacado que la firma es un "motor del empleo", tras cerrar 2017 con 15.570 puestos de trabajo, un 4,61 por ciento más que el año pasado. "Generamos más del doble de puestos de trabajo por cada millón de euros vendidos, manteniendo la eficiencia y la rentabilidad de su modelo", ha indicado.

Covirán invirtió durante el pasado año 2017 un total de 25,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 34 por ciento, que se ha destinado a la mejora y modernización de los puntos de venta, así como al desarrollo tecnológico, con objeto de refrendar la transformación digital que la compañía está abordando.

CRECER EN CATALUÑA Y DESEMBARCO EN MARRUECOS Y BALEARES

Por otro lado, Osuna ha destacado como hito de 2017 la adquisición del grupo catalán Dusa en el último trimestre del ejercicio, operación que le ha reportado 90 establecimientos que se incorporan a la cadena, con una superficie media de 250 metros cuadrados y unas ventas brutas anuales de cien millones de euros.

"Cataluña se convertirá en la segunda comunidad autónoma por volumen de negocio tras Andalucía. Queremos crecer allí de forma importante independientemente de la situación política", ha recalcado, tras señalar que se invertirán hasta cuatro millones de euros para modernizar la plataforma de Barberá del Vallés.

Actualmente la enseña cuenta con 133 supermercados en Cataluña, territorio marcado como "estratégico" para los próximos años, mientras que para 2019 se espera el desembarco en Baleares, que le permitirá completar su presencia en el mercado nacional. "Nuestro objetivo es desarrollarlo a través de Cataluña y con un equipo propio allí", ha explicado.

Respecto al mercado internacional, Covirán iniciará en 2018 la prueba piloto en Marruecos, con una primera tienda en Tánger. "Estamos ultimando las pruebas piloto en Marruecos que estará operativa durante el primer semestre del año y habrá otra en Tetúan antes de que acabe el año, que nos permitirá tomar las decisiones de cara a 2019", ha explicado.

De cara al crecimiento de Portugal, la firma prevé alcanzar los 450 supemercados en 2020, unos objetivos que permitirán incrementar la cuota de mercado hasta el 1,5 por ciento y el 3,5 por ciento en los supermercados de menos de mil metros cuadrados.

CONSIDERA UNA "OPORTUNIDAD Y UN RETO" EL 'ECOMMERCE'

El Grupo Covirán, de la mano de Microsoft, apuesta por la digitalización de la compañía y confía en tener operativo su comercio electrónico a finales de este ejercicio para lo que invertirá alrededor de cinco millones de euros durante este año.

"En el 'ecommerce' hay que estar. La entrada de Amazon y de otras plataformas es una oportunidad, un reto y supone abrir un abanico de posibilidades a nuestros clientes. Además, lo veo positivo más que con preocupación, ya que hay que adaptarse rápidamente a la demanda de los clientes", ha reiterado.

Consulta aquí más noticias de Granada.