Todos los detenidos son de nacionalidad española, con edades comprendidas entre los 26 y 34 años de edad, uno de ellos con antecedentes policiales por delitos contra la propiedad, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

La investigación se ha cerrado con el resultado de cinco delitos, tres robos con fuerza y dos delitos de hurto, donde se habían robado una docena de baterías, recuperando cinco de ellas.

En el pasado mes de noviembre, se observó, que en un pueblo de la mancha conquense habían ocurrido varios delitos contra el patrimonio, donde el objeto detraído eran baterías. Por parte de la Guardia Civil se intensificaron los servicios para evitar este tipo de hechos, a la vez que se iniciaba una investigación para descubrir a los delincuentes.

Los primeros indicios obtenidos, apuntaron a que los efectos podían haber sido vendidos en centros de gestión de residuos. Los agentes actuantes realizaron diversas inspecciones en establecimientos de este tipo ubicados en la zona, hallando en dos de ellos varias baterías que coincidían con las denunciadas como sustraídas.

Las gestiones continuaron hasta identificar a las personas que habían vendido los efectos. Se trataba de dos mujeres y un varón,

todos ellos de nacionalidad española, con edades comprendidas entre los 26 y 34 años de edad, uno de ellos con antecedentes policiales por delitos contra la propiedad.

Los presuntos autores fueron localizados el presente mes de febrero, procediéndose a la detención de una de las mujeres, y a la investigación de las otras dos personas implicadas.

La investigación se ha cerrado, hasta el momento, con el esclarecimiento de un total de cinco delitos, tres robos con fuerzas en las cosas y dos delitos de hurto, donde se habían sustraído una docena de baterías, habiéndose recuperado cinco de ellas.

Las diligencias junto a los imputados y los efectos recuperados, han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de San Clemente.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.