Rescate
Rescate SEPA

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 16.43 horas. En la llamada se indicó que dos trabajadores de la estación de esquí de Fuentes de Invierno habían encontrado a un esquiador, que estaba fuera de pista, y estaba accidentado.

El herido se encontraba en una zona de difícil acceso, en el lateral de la pista negra del Tubo de Toneo, en la línea con la antena repetidora. De inmediato se movilizó al Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA, a bordo del helicóptero medicalizado.

Una vez en la zona, el piloto del helicóptero medicalizado pudo realizar una maniobra de apoyo de patín para dejar en el lugar al médico-rescatador y un bombero-rescatador. Éstos, con crampones y piolets, recorrieron unos 50 metros hasta acceder al accidentado que estaba acompañado por dos trabajadores de la estación de esquí de Fuentes de Invierno. Según las primeras informaciones, el esquiador en un giro perdió un esquí, sufriendo una caída y golpeándose con una piedra.

Los integrantes del equipo de rescate atendieron e inmovilizaron al herido, colocándole un collarín, y con el colchón de vacío y la tabla de rescate. A continuación se realizó una operación de grúa, en la que se desplegaron unos 41 metros de cable, para izar a la aeronave al médico-rescatador, junto al accidentado. A continuación se evacuó al herido al Hospital Universitacio Central de Asturias (HUCA).

Consulta aquí más noticias de Asturias.