La incorporación de la bodega de La Rioja, ubicada en una finca de 110 hectáreas de superficie, se ha materializado por encajar en su filosofía empresarial y tratarse de un proyecto ajustado a los objetivos de Terras Gauda, matriz del grupo con sede en O Rosal, Galicia (D.O. Rías Baixas), del que también forman parte Pittacum (D.O. Bierzo) y Quinta Sardonia (Sardón de Duero), bodegas con las que inició su plan de expansión.

Esta incorporación aporta un importante valor añadido para Terras Gauda, ya que el proceso de compra suele producirse a la inversa. También contribuirá a impulsar su posicionamiento global y mejorar su competitividad al incrementar su portfolio de vinos, lo que le permitirá llegar a nuevos segmentos del mercado.

Dotada con un importante equipamiento y con los últimos avances para la elaboración de vinos "premium", la singularidad se halla en la propia bodega, construida sobre unos antiguos hangares de aviación, de ahí que la superficie construida es de unos 2.500 metros cuadrados. La capacidad actual de elaboración y transformación de uva de la nueva bodega de la Rioja del Grupo Terras Gauda es de 400.000 litros, con posibilidad de duplicar la producción. Las 110 hectáreas de terreno cuentan con plantación de viñedo, olivos y árboles frutales.

El desembarco de Terras Gauda como principal accionista va a suponer un fuerte impulso al posicionamiento de la bodega de Alfaro, que se va a incorporar a los consolidados canales de distribución del grupo tanto a nivel nacional como internacional. El 25% de las acciones restantes continúan siendo propiedad de los antiguos socios. El acuerdo entre las partes, concretado mediante una ampliación de capital, incluye expresamente la confidencialidad de los términos económicos.

Terras Gauda tiene previsto aplicar en La Rioja la misma filosofía empresarial de las otras tres bodegas diseñando una nueva imagen de marca que transmita estos valores:

elaboración de vinos de marcada singularidad y personalidad, únicos y diferentes, en los que se identifica el origen y están ligados al terruño.

En paralelo a su estrategia de expansión y diversificación, el Grupo Terras Gauda desarrolla un destacado plan de internacionalización, que le ha permitido mejorar su posicionamiento internacional en 2017 logrando presencia en 60 mercados. También ha incrementado de forma notable sus ventas en el mercado interno.

En el exterior, China, Estados Unidos, Reino Unido, Nueva Zelanda, Noruega, México, Alemania y Holanda son los mercados de referencia. En los últimos meses se han captado 4 nuevos mercados: Sudáfrica, Islas Bermudas, Uruguay y Guatemala y se han cerrado nuevos acuerdos de distribución en Rusia, Colombia, Bélgica, Alemania, Dinamarca, China y Japón.

Terras Gauda comercializa 1,5 millones de botellas, de las que destina a exportaciones un

24%; Pittacum elabora 290.000 botellas, exportando el 42%, y Quinta Sardonia ha elevado su producción hasta las 136.000 botellas, de las que el 70% se dedica a la venta en el exterior.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.