Escuela infantil de Conxo
Escuela infantil de Conxo EUROPA PRESS

El secretario de la Real Academia Galega, Enrique Monteagudo, ha señalado que "algunas de las propuestas que se están avanzando para hacer retroceder el catalán en Cataluña" ya "se aplicaron" en Galicia con el gallego, como "el levantamiento de la exigencia" de conocer la lengua cooficial "para determinados puestos de trabajo" o, en el ámbito educativo, "el paso de un modelo favorable a la lengua propia a un modelo supuestamente equitativo que en realidad no lo es".

Así se ha expresado el secretario de la RAG en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, en la que ha indicado que el gallego atraviesa un momento "preocupante" por la pérdida de hablantes entre la población joven, que cree derivado de la existencia de "presiones" a nivel social "muy fuertes" que "pujan por el abandono de la lengua y la castellanización".

La RAG presentó este semana, coincidiendo con el Día de la Lengua Materna (21 de febrero), su informe sobre la situación del gallego. Monteagudo ha indicado que "las grandes cifras" no revelan que el gallego esté en peligro pero que, si se "escarba" en el estudio, subyace una realidad "muy preocupante".

"Existe una diferencia en el uso del gallego entre las personas mayores y el de las generaciones nuevas, en las que mucha menos gente tiene el gallego como lengua inicial", ha comentado, para luego poner el foco en que, a mayores, quienes tienen el gallego como lengua materna, una vez inician la etapa escolar "lo pierden".

El académico atribuye esta situación a "un fenómeno muy complejo" que "viene de atrás": la "pérdida de transmisión intergeneracional", es decir, la lengua en la que educan los padres a sus hijos y el medio escolar como un factor de "castellanización".

ESCUELA

En este sentido, ha calificado de "un paso atrás" el decreto del plurilingüismo aprobado por Alberto Núñez Feijóo a su llegada a la Xunta. No obstante, ha querido puntualizar que el abandono de la lengua en la escuela por parte de los niños no se reduce a una cuestión de "cuántas horas" de clase son impartidas en gallego.

"Hay una cuestión de socialización. El niño llega a la guardería o escuela y una cosa es la lengua de la clase y otra cosa es la lengua que hablan sus compañeros", ha expresado Monteagudo, para luego incidir en que "la lengua de relación" entre los alumnos "es el castellano" porque "hay una presión social" basada en "modelos de prestigio".

"Sus padres tampoco son ajenos a las presiones sociales porque es el mismo contexto social. Si tienen la percepción de que lo que facilita más para abrirse paso en la sociedad es el castellano o tienen la percepción de que el gallego es una carga, pueden decidir hablar a su hijo en castellano", ha remarcado.

DISCURSO

Además, Enrique Monteagudo opina que esta situación se "alimenta" por el "discurso social" que se envía desde las instituciones y los medios de comunicación, algo que, a su juicio, es "tan importante como la legislación" a la hora de garantizar la supervivencia de una lengua minorizada.

De este modo, cree que "el discurso social" que impera en Galicia "desde hace tiempo" es el del gallego como "una lengua impuesta" y que hay que garantizar "la libertad lingüística" de los ciudadanos, algo que, en realidad, "deshace el gallego" porque el castellano goza de una posición "mucho mejor".

Así las cosas, Monteagudo descarta el camino de las sanciones para revertir la situación. "Es un asunto más de mentalización que de penalización. No creo que la vía de la penalización sea la mejor política para la lengua. La mejor es aquella que compromete a las entidades sociales más relevantes en unos discursos y unas prácticas favorables al idioma", ha remarcado, para luego indicar que "quien debe liderar esto, por razones legales, morales y de sentido común es la Xunta de Galicia".

SITUACIÓN EN CATALUÑA

El académico también ha sido cuestionado sobre los movimientos de determinados partidos políticos para desbaratar el modelo de inmersión lingüística en Cataluña o para levantar la obligación de conocer las lenguas cooficiales para acceder a un puesto en la administración de determinadas comunidades autónomas.

"Algunas de las propuestas que se están avanzando para hacer retroceder el catalán en Cataluña, aquí (Galicia) ya se aplicaron", ha señalado en referencia a "la exigencia del gallego para determinados puestos de trabajo" que "ya se levantó en 2009" o "el paso del modelo favorable a la lengua propia a un modelo supuestamente equitativo que en realidad no lo es".

"El modelo que se propone para Cataluña es el mismo modelo que ya se aplicó aquí y que tiene un resultado nefasto", ha comentado, para luego aseverar que si se elimina la inmersión lingüística "los más perjudicados" serán los niños castellanohablantes porque el catalán es una idioma "crucial" para el desarrollo personal y laboral en Cataluña. "A no ser que eliminemos el catalán del país. Entonces sí", ha ironizado.

En esta línea, ha expresado que "tener la enseñanza en tu idioma es lo normal" y que, precisamente eso, es lo que ocurre "en el resto de la España monolingüe y nadie se echa las manos en la cabeza". "Tener la enseñanza en tu idioma no es inmersión lingüística. Es lo que tienen los niños castellanohablantes de Valladolid", ha apostillado.

BUENOS INDICIOS

Con todo, Enrique Monteagudo también ha destacado ciertos aspectos positivos que ve en la actualidad alrededor de la lengua gallega, como su "presencia social grande" y "la mejora en las competencias de la gente joven".

Por ello, ha llamado a "poner en marcha medidas" para conseguir que los "muchos hablantes potenciales" del gallego den el paso y se conviertan en "hablantes reales".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.