Protesta en Touro contra la futura mina de cobre
Protesta en Touro contra la futura mina de cobre PLATAFORMA MINA TOURO-O PINO NON

Más de 2.500 vecinos, según los organizadores, han secundado así una protesta convocada por las Plataformas Mina Touro-O Pino NON y en Defensa de la Ría de Arousa, que ha recorrido las calles de Touro durante la mañana, con la presencia de "casi un centenar de tractores" y representantes políticos de En Marea y BNG, además de 70 asociaciones y colectivos.

La protesta, iniciada a las 12,00, ha dejado imágenes de disfraces de esqueletos con enormes calaveras simulando la muerte y con guadañas con la frase 'Mina de Touro'; la de niños llevando falsos ataúdes con las palabras 'R.I.P O Touro' y 'R.I.P O Pino', y decenas de tractores que denunciaban en sus carteles que "el rural no se muere, lo matan", entre cánticos constantes de 'Mina no'.

Con esta primera gran movilización ciudadana en contra del proyecto que impulsa Cobre San Rafael S.L. de la mano de la corporación internacional Atalaya Mining, los colectivos vecinales han alertado de "graves consecuencias medioambientales y socioeconómicas" y han denunciado la "inacción de los gobiernos locales y de la Xunta de Galicia".

Desde la Plataforma se apunta además a un "entramado empresarial de dudoso prestigio", detrás de la iniciativa de reactivación de la mina de cobre que ya existió hasta hace 30 años en la zona,

y con "un proyecto lleno de carencias y deficiencias inasumibles".

"PELIGRO CON CONSECUENCIAS IRREVERSIBLES"

En esta línea, califican el proyecto de "peligro con consecuencias irreversibles para el medioambiente y los tejidos económicos de Touro y O Pino", así como para los bancos marisqueros de la ría de Arousa, en la que desemboca el río Ulla, que atraviesa la zona.

Por este motivo, sostienen que pondrá en riesgo el relevo generaciones y el futuro de la agricultura y la ganadería, del Camino de Santiago como ejemplo de naturaleza y descanso, o la ría de Arousa generadora de riqueza productiva.

CRÍTICAS POLÍTICAS

El colectivo también ha cargado contra los gobiernos locales de Touro y O Pino, por no haber invitado a la empresa Ambiotec, que realizó informes sobre el proyecto, a que explique a los vecinos "carencias, deficiencias o incompatibilidades".

La Plataforma recuerda que, en cambio, tanto Ignacio Codesido como Manuel Taboada -alcaldes de Touro y O Pino por el PP- formaron parte de la "mesa informativa convocada para que la empresa Cobre San Rafael presentase el proyecto en los municipios y que no contentó a nadie".

Las críticas también se han dirigido a la Xunta de Galicia. La Plataforma ha solicitado reuniones con los representantes autonómicos para conocer el proyecto previsto, pero denuncian que en el último encuentro que se celebró, el titular de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, delegó su presencia en Ovidio Rodeiro, delegado territorial.

Una reunión en la que, además, aseguran que la voz de "Isidoro Martínez, jefe territorial, se diluía con la de Cobre San Rafael, excusando ciertas deficiencias en el proyecto y minimizando riesgos como los de depósitos de estériles o la presencia de tóxicos".

PRÓXIMAS ACCIONES

Tras el "éxito" de la movilización de este domingo, la plataforma ha anunciado que continuarán con las protestas. Isabel García ha explicado que esta semana está previsto que se debata en las sesiones plenarias de O Grove, A Estrada y Arzúa, unas iniciativas que reclaman la paralización del proyecto.

Además, continuarán con iniciativas informativas en los municipios de la zona sobre las consecuencias de la mina de Cobre, para contrarrestar la información de la empresa, que "habla de que se crearán 400 empleos pero no explica nada más".

Y ha advertido que la de este domingo "no será la última movilización" "hasta que la Xunta de Galicia decida dar carpetazo al proyecto", avanzando que habrá "una gran protesta en Santiago".

MANIFIESTO CONJUNTO

En el manifiesto conjunto de las distintas entidades que apoyan las protestas se ha denunciado que la mina no abarcará solo las 689 hectáreas iniciales, sino que tiene como pretensión ampliarse hasta 122'7 kilómetros cuadrados, apoderándose de casi 500 hectáreas de terrenos agrícolas y forestales -341 hectáreas de masa forestal y 150 hectáreas de cultivos y vegetación natural- durante 15 años.

Un espacio en el que tendría "actividad las 24 horas del día durante los 365 días del año y voladuras diarias realizadas con entre 9 y 16 toneladas de explosivos cada una".

ALERTAN DE DAÑOS A LA SALUD

Asimismo, ambas plataformas ponen el énfasis en el uso previsto de "compuestos químicos peligrosos para las personas y el medio ambiente", que se utilizarían para separar el cobre de las rocas, entre los que mencionan, como "el más grave", "el isopropil etil tiocarbamato".

Se trata, indican, de un producto "irritante, alergénico y nocivo para las personas", "sospechoso", según apuntan, "de causar cáncer, nocivo para los organismos acuáticos y con efectos a largo plazo". A esto se añadiría la contaminación atmosférica, que podría abarcar un radio de hasta 50 kilómetros.

Los colectivos opuestos a la mina también advierten de la creación de 2 depósitos de residuos estériles y 4 vertederos, que ocuparán un espacio de "casi 300 hectáreas", "300 veces el Estadio Santiago Bernabéu", y de una "enorme balsa de lodos" entre Arinteiro y Vieiro de "hasta 50 millones de metros cúbicos de residuos estériles de mina", con "riesgo para la vida de las personas residentes en las poblaciones próximas en caso de rotura".

Paralelamente, alertan de posibles daños al marisqueo en la ría de Arousa, por la desembocadura del río Ulla, con el "desvío del lecho de los riachuelos Pucheiros y Burgo que vierten sus aguas a afluentes del Ulla".

Como conclusión, el manifiesto ha reclamado a la Xunta y a las Consellerías implicadas la emisión de informes negativos al proyecto y una completa restauración de los terrenos de la antigua explotación minera.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.