El juicio, que procede del Juzgado de Instrucción de Negreira (A Coruña), tendrá lugar los días 27 y 28 de febrero en la Audiencia Provincial de A Coruña. La Fiscalía solicita penas de 12 años de cárcel para los cuatro implicados en el intento de asesinato, así como otros dos años de prisión para la mujer por denunciar de forma falsa un intento de extorsión.

Los hechos, según relata el escrito del Ministerio Público, tuvieron lugar a mediados de 2014, cuando la acusada, MJ.A.R., contactó con tres personas para concertar un plan para acabar con la vida de su marido, trabajo por el que recibirían 45.000 euros en varias entregas.

Los implicados mantuvieron encuentros y conversaciones telefónicas para definir el plan, cuyos gastos serían sufragados con el dinero de cuentas corrientes en titularidad de la implicada y su marido.

De este modo, el 7 de julio de 2014, MJ. recibió de manos de uno de una de las personas contratadas un frasco con una sustancia que, posteriormente, ésta vertería en el café de su marido con el objetivo de adormecerlo.

La pareja abandonó el domicilio familiar a primera hora de la mañana en un vehículo que conducía la víctima. A mitad del trayecto, éste tuvo que detener el coche porque se sentía "adormilado", por lo que la mujer se puso al volante y aprovechó que su marido se había quedado dormido para contactar con uno de sus cómplices, con el que se citó en una rotonda próxima a Cambre (A Coruña).

Al llegar al punto, MJ. detuvo el vehículo y se subió a otro conducido por uno de los implicados, que la acercó a su lugar de trabajo. Al mismo tiempo, otras dos personas se hicieron cargo del coche en el que viajaba la víctima, que continuaba dormido.

Así las cosas, según el relato del Ministerio Público, "por causas que se desconocen", los procesados nunca llegaron a cumplir el encargo de matar a esta persona, sino que sustrajeron bienes por valor de 1.400 euros del coche, que dejaron abandonado en una pista forestal de Orto -Abegondo (A Coruña)- con la víctima en el interior.

El vehículo fue localizado por dos personas en dicha pista forestal. El coche tenía la puerta del conductor abierta y la víctima se encontraba junto a él "inerme, descamisado, arrastrándose por el suelo, hasta que finalmente se desvaneció".

SEGUNDO INTENTO Y DENUNCIA FALSA

El hombre tuvo que ser trasladado al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, donde permaneció ingresado una semana. En las pruebas realizadas, la vícitma dio positivo por 'benzodiacepinas', una sustancia sedante.

A continuación, en días posteriores y sin que la Ficalía pueda "establecer una fecha concreta", la mujer volvió a intentar sedar a su marido a través del mismo procedimiento. No obstante, el hombre no llegó a desvanecerse, por lo que no pudo llevarse a cabo el plan, similar al llevado a cabo días atrás.

Cuatro meses más tarde, en noviembre de 2014, unos encapuchados "no identificados" se personaron en la vivienda del matrimonio, que abandonó el domicilio. El hombre llegó a hacerles frente con un palo.

Dos días después, la mujer se personó en la Policía Judicial de Noia para tramitar una denuncia por extorsión, alegando que había sido obligada a entregar diferentes cantidades de dinero, hasta un máximo de 45.000 euros, para evitar que le hiciesen daño a ella y a su marido.

La Fiscalía considera este último hecho constitutivo de un delito de acusación y denuncia falsa, por el que pide una pena de dos años de prisión, que se suman a los 12 que reclaman por el intento de asesinato, condena a la que también se enfrentan las otras tres personas implicadas en los hechos.

Además, el Ministerio Público solicita que la víctima sea indemnizada con una cantidad de 150.000 euros "por las cantidades sustraídas y perjuicios ocasionados, incluidos los de naturaleza moral".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.