Todas las actividades de la política ambiental de este departamento del Gobierno riojano están incluidas en un programa de prevención y reducción de la contaminación y de mejora continua que tiene como objetivos reducir los consumos de energía y materiales, los residuos generados, establecer métodos de medida y la definición de buenas prácticas ambientales.

Para ello este programa cumple con los requisitos establecidos por la norma internacional ISO-14.001:04. Además, se ha implicado a todo el personal de la Consejería, haciéndole partícipe tanto de los objetivos previstos como de los logros conseguidos.

Concretamente, desde la aplicación de este sistema de gestión se ha ahorrado en

165.314 euros el consumo de papel; 2.674 euros en el de agua; 8.541 euros en gasoil; 59.042 en luz y 39.020 euros como ingreso de energía solar con las placas solares.

Otros indicadores significativos de los ahorros generados por este departamento son los referidos al último año comparado con la media obtenida desde 2012, es decir, con los cinco ejercicios anteriores.

Así, en 2017, el consumo de luz de este departamento del Gobierno riojano fue de 483.784 kw casi la mitad que la media de los cinco años anteriores (894.110); el de calefacción ha pasado de 19.386 litros de gasoil a 15.000; el de agua, ha ido de 851 metros cúbicos a 799 y finalmente, el de papel se ha reducido de 1.838 a 1.438 kilos el pasado año (en 2005, año en el que se puso en marcha el sistema de gestión ambiental, el consumo de papel era superior a los 8.000 kilos).

Consulta aquí más noticias de La Rioja.