Bombardeos
Heridos convalecen tras un bombardeo de las fuerzas de Al Asad en Guta, Siria. EFE

Las fuerzas gubernamentales sirias han reanudado este domingo sus bombardeos y ataques de artillería contra la región de Guta Oriental, bastión opositor en la periferia de Damasco, horas después de que la ONU haya exigido el cese inmediato de las hostilidades.

Las fuerzas gubernamentales, que asedian Guta Oriental, se enfrentaron al grupo Ejército del Islam en la localidad de Al Marsh, al sureste de la región, y al Movimiento de los Libres de Sham en Harasta, en el noroeste del enclave rebelde, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. En Al Marsh se registraron al menos 19 fallecidos, aunque la ONG no especificó el número de bajas en cada bando y tampoco informó de bajas en el otro frente.

Además, las fuerzas leales a Al Asad también han llevado cabo una serie de ataques aéreos y de artillería en los que han muerto al menos siete civiles, según los datos más recientes proporcionados por la ONG. En la localidad de Duma murió una mujer y dos niños por un proyectil, dos hombres perecieron en Saqba, una mujer en Hamuriya y otro en Beit Saua.

La ONG ha destacado asimismo que las localidades de Hush al Dawahra y Al Shifunia han sido blanco de barriles explosivos lanzados por helicópteros de las fuerzas gubernamentales sirias.

Más de 500 muertos en una semana

A pesar de que también se registraron combates entre las fuerzas gubernamentales y el grupo islamista Ejército del Islam, la ONG ha afirmado que la noche de este sábado al domingo fue la más tranquila desde el comienzo de la escalada militar en Guta Oriental hace una semana.

Estos ataques, que tuvieron lugar en Al Shifunia, con armas pesadas y ametralladoras, han sido los primeros que se producen en la zona desde el inicio de la campaña de bombardeos, el pasado día 18.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en la noche del sábado una resolución en la que se exige a todas las partes beligerantes un cese de las hostilidades humanitario durante 30 días en todo el país, incluyendo de forma expresa Guta Oriental.

No obstante, la resolución excluye del alto el fuego a los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Organismo de Liberación del Levante, alianza creada en torno del Frente al Nusra, nombre de la antigua filial siria de Al Qaeda que, según el Gobierno sirio, está presente en Guta Oriental.

En una semana de intensos ataques aéreos, de artillería y con misiles, en la región se ha registrado la muerte de al menos 510 personas, entre ellos 127 menores de edad, según los últimos datos divulgados por el Observatorio.