Cruz Roja
Comunicado de Cruz Roja Internacional sobre casos de empleados despedidos por contratar servicios sexuales. ICRC

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha informado de que hasta 23 de sus trabajadores han dejado la organización desde 2015 por incidentes relacionados con comportamientos sexuales.

"Desde 2015 hemos identificado a 21 trabajadores que fueron destituidos por pagar a cambio de servicios sexuales o dimitieron con una investigación interna ya abierta", ha informado el director general del CICR, Yves Daccord, en un comunicado publicado este viernes.

"Otros dos trabajadores sospechosos de conducta irregular se marcharon tras no renovárseles sus contratos", ha añadido Daccord, quien ha expresado su "profunda tristeza" al informar de estas cifras. Además, ha asegurado que la organización está tomando medidas para asegurarse de que se informe de este tipo de incidentes y sean gestionados de forma adecuada.

El CICR recuerda que tiene más de 17.000 trabajadores en todo el mundo y que su reglamento interno prohíbe a sus empleados pagar a cambio de servicios sexuales, incluso en países en los que sea legal la prostitución.

El sector de las ONG a nivel mundial se ha visto sacudido por el escándalo de los trabajadores de Oxfam después de que el director de la organización para Haití reconociera haber tenido a prostitutas en su residencia durante una misión de ayuda humanitaria.

Las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU, sus agencias, fondos y programas también se han visto afectados por el escándalo e incluso ha dimitido el 'número dos' de la Agencia de Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA).