Vivienda Usada.
Vivienda Usada. EUROPA PRESS

Según han explicado, 'A por la Coope' es una iniciativa ciudadana sin ánimo de lucro que pretende promover la creación de dicha Cooperativa.

En un comunicado, han considerado "de vital importancia" para el futuro de la isla que "crezcan exponencialmente las distintas fórmulas de tenencia no especulativas" y han instado a las administraciones ibicencas, al Instituto Balear de la Vivienda y a los grupos políticos con representación en el Parlament, a "indagar en el territorio y a proponer, en el marco de sus competencias, posibles localizaciones para destinar a viviendas con la fórmula jurídica de Cooperativa de Vivienda en Cesión de Uso sin que ello se haga en detrimento de otras iniciativas de emergencia habitacional, que consideramos necesarias y urgentes, pero cuya finalidad social es distinta a la nuestra".

Según han aclarado, su cooperativa ha surgido como iniciativa ciudadana y desde la sociedad civil para dar solución a la "grave" problemática de la vivienda en la isla.

Asimismo, han recordado que esta fórmula jurídica ya existe en España y no requiere de ninguna nueva reforma legislativa para hacerla posible. Se trata, han dicho, de un modelo que se está desarrollando ya con éxito en todo el Estado y en Baleares cuenta con el amparo de la Ley de Cooperativas y la nueva Ley de Vivienda.

Como principal reclamación, el colectivo ha destacado una "mayor implicación política" para facilitar a los colectivos organizados que desean instituirse como cooperativa la consecución de suelo, sin que todo ello signifique necesariamente ni financiación pública ni pérdida de patrimonio.

Las Cooperativas en Cesión de Uso se pueden emplazar, adaptándose estatutariamente a cada caso, sobre solares o en edificios ya construidos, tanto de propiedad pública como privada, y pueden promover obra nueva, rehabilitar o reactivar procesos de construcción paralizados o incluso reformar edificios para cambiar su uso original, han explicado.

También han recordado que las únicas iniciativas del Govern anunciadas hasta ahora se han dado en Mallorca, dejando a Ibiza relegada sólo a algunas políticas de emergencia habitacional.

Además, entre otras ventajas, desde el colectivo han considerado que con esta fórmula se lograría una mayor cohesión social entre vecinos, solucionar la dicotomía entre compra o alquiler, una mejora contrastada en la eficiencia energética de los edificios y, muy especialmente en Ibiza, la seguridad de poder disfrutar de una vivienda de forma estable, sin las presiones de la demanda por el alquiler, regular o irregular, de uso turístico.