Concretamente, sólo la Comunidad Valenciana, Canarias y Navarra ganaron trabajadores por cuenta propia además de la Región, que registró el cuarto mejor dato con una subida de 36 autónomos. Ahora la cifra total de afiliados a este régimen de la Seguridad Social queda en los 97.097, o lo que es lo mismo, niveles de autoempleo de mediados del año 2009.

La comparativa con España también es positiva si se tiene en cuenta el periodo de los últimos doce meses, ya que desde enero de 2017 la Región acumula 943 autónomos más, una subida del 0,98 por ciento que la sitúa como la sexta comunidad con un mayor aumento en el último año. Por su parte, en España se registra una subida media del 0,61 por ciento, a 0,37 puntos de la Región.

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, destacó que "los autónomos son una pieza clave en el actual escenario de creación de actividad económica y de nuevos puestos de trabajo. Por eso es fundamental seguir apoyándolos con ayudas económicas que faciliten sus primeros pasos, pero también con políticas de orientación y asesoramiento que complementen las subvenciones".

A día de hoy, el total de afiliados a la Seguridad Social en la Región se sitúa en los 553.001 (21.590 más que a la conclusión de enero del año pasado), por lo que la proporción de autónomos sobre el total de trabajadores es ahora del 17,55 por ciento.

AYUDAS AL ESTABLECIMIENTO COMO AUTÓNOMOS

Entre las medidas de la Estrategia por el Empleo de Calidad para este colectivo se encuentran la Cuota Cero para jóvenes inscritos en Garantía Juvenil y para parados de larga duración, así como las ayudas a las personas desempleadas que se establezcan como autónomos y realicen inversiones en inmovilizado material de al menos 2.500 euros para la puesta en marcha de una idea de negocio.

Estas ayudas del SEF van desde los 3.000 a los 9.900 euros en función del colectivo al que pertenezca el solicitante. Así, por ejemplo, a una mujer de entre 45 y 54 años que sea parada de larga duración y decida establecerse como autónoma se le ofrece una ayuda de entre 4.500 y 9.000 euros, dependiendo de su inversión inicial.

PRIMEROS DATOS CON LA NUEVA LEY DE AUTÓNOMOS

Si bien la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo se publicó en el BOE en octubre del pasado año, determinadas medidas de la misma no entraron en vigor hasta el 1 de enero de 2018. Las principales modificaciones tienen que ver con la bonificación en la tarifa de los autónomos, las deducciones fiscales, el sistema de cotización y el recargo por retraso en el pago de la tarifa.

Una de las novedades más destacadas es la ampliación de seis meses a un año de la tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos y para aquellos que reemprendan después de dos años. También se activa, por ejemplo, la opción de que el autónomo que trabaje desde su domicilio pueda deducirse un 30 por ciento en el IRPF de los gastos de agua, luz, gas, telefonía e Internet de la parte de la vivienda que afecta a la actividad.

Asimismo, los autónomos pueden desgravarse ahora los gastos de alojamiento y dietas, siempre que dichos gastos se deban al desarrollo de la actividad económica, que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y que se paguen por vía electrónica. Igualmente, solo se efectuará el pago de las cotizaciones desde el día en el que se produce el alta o la baja como autónomo, y no por el mes completo como hasta ahora.

Consulta aquí más noticias de Murcia.