Así se refuerza aún más la participación de los usuarios en el gestión del agua en tiempo de escasez, a través de unas comisiones que vienen recogidas en el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía y que se suman al resto de órganos colegiados de la Confederación en los que los usuarios ya toman parte en las decisiones de gestión.

La primera labor de las comisiones ha sido la de evaluar la situación de las reservas en cada una de las tres subcuencas, y las previsiones de la campaña de riego que se presenta con dificultades teniendo en cuenta que los embalses que regulan estos tres sistemas se encuentran en situación de emergencia, según los últimos indicadores de sequía, exceptuando las reservas de Monteagudo de las Vicarias (Soria).

En concreto, en la cuenca del Jalón, el embalse de La Tranquera se sitúa al 31,9% de su capacidad total (26 hectómetros cubicos almacenados), Maidevera, al 27% (5,5 hectómetros cúbicos) y Monteagudo de las Vicarias al 48,5% (4,6 hectómetros cúbicos). En el Huerva, el embalse de Las Torcas, al 10,3% de su capacidad (poco más de 0,6 hectómetros cúbicos almacenados). En cuanto a las reservan en el Aguas Vivas, el embalse de Moneva está a un 6,5% de su capacidad (0,5 hectómetros cúbicos) y el de Almochuel, al 0%.

La CHE ha insistido en agradecer a los usuarios su colaboración y solidaridad y en recordarles la necesidad de que apliquen medidas de ahorro en la gestión del agua y que intensifiquen los controles de caudales.

En estas comisiones participan representantes de todos los usuarios con concesión en el sistema (ayuntamientos, regantes, energéticos y otros usos, con un miembro cada uno) y de las Comunidades Autónomas, por lo que en la en la Comisión del Jalón ha habido representación de la Junta de Castilla y León.

Los acuerdos alcanzados se trasladarán a las correspondientes Juntas de Explotación que se van a celebrar en breve,

antes de que empiece la nueva campaña de riego.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.