Las mismas fuentes han señalado que USO se ha opuesto porque no está de acuerdo con cómo queda establecido en el texto del acuerdo, los temas de la flexibilidad y la contratación.

Por ello, han entregado a la empresa sus propuestas en esta materia, con la intención de que la empresa atienda sus peticiones y se recojan en el convenio.

Por su parte, ELA y CC.OO. han manifestado su intención de consultar con sus afiliados los planteamientos de la empresa, mientras que UGT y BUB sí se han mostrado favorables a firmar. Tras concluir sin la firma del convenio la reunión, ambas partes se han vuelto a citar para un nuevo encuentro el próximo 6 de marzo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.