El diputado de Transportes de Bizkaia, Vicente Reyes, ha asegurado que no existe en Bizkaibus un problema generalizado de agresiones o amenazas a los conductores, si bien "cada una de las agresiones constituye un hecho grave e importante". En este sentido, ha indicado que se han producido 51 agresiones de distinta gravedad desde 2016, periodo en el que más de 54 millones de usuarios han viajado en los autobuses vizcaínos.

Reyes ha comparecido este jueves ante la Comisión de Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio de las Juntas Generales de Bizkaia, a petición de Podemos, para explicar las medidas de seguridad que se están adoptando en Bizkaibus.

Podemos ha presentado esta iniciativa a raíz de la denuncia de agresiones, insultos y amenazas realizada recientemente por los trabajadores de una de las empresas concesionarias y ha aludido a la existencia de "hasta 15 amenazas de muerte" a conductores, según han explicado las Juntas Generales en un comunicado. La formación morada ha señalado, además, que el servicio de auxilio mediante aviso de alarma del que disponen los autobuses "nunca ha funcionado".

El diputado de Transportes ha detallado que, desde el inicio del año 2016 hasta la fecha, se han registrado un total de 151 conflictos en Bizkaibus, de los cuales 51 incluyeron agresiones de distinta gravedad y 11 requirieron intervención policial.

Según ha remarcado, en ese mismo periodo, más de 54 millones de viajeros han hecho uso del servicio en 2,3 millones de trayectos. Por ello, ha insistido en que no se trata de un problema generalizado, si bien "cada una de las agresiones constituye un hecho grave e importante".

Por otro lado, también se ha sustanciado en la comisión otra comparecencia a petición de EH Bildu sobre situación económica que atraviesa la empresa concesionaria EMB. La formación abertzale ha acusado al Departamento de Transportes de falta de previsión y se ha preguntado sobre un posible "efecto dominó" en otras concesiones de Bizkaibus.

Reyes, por su parte, ha asegurado no tener constancia de la existencia de problemas, si bien ha anunciado que su Departamento ha puesto en marcha un informe para analizar los ingresos y gastos de la concesionaria. "No estoy escondiendo nada y cuando disponga de información concreta la expondré ante estas Juntas, pero tampoco voy a especular ni a crear incertidumbre antes de conocer los datos", ha señalado.

Asimismo, el responsable del Departamento de Transportes ha respondido a otra iniciativa de EH Bildu en relación al Plan Estratégico de la Sociedad Bilbao Air. Reyes ha aclarado que la Diputación Foral de Bizkaia ha aprobado en su presupuesto para 2018 una subvención de 50.000 euros para Bilbao Air, que la sociedad deberá justificar en la correspondiente memoria.

LA DENOMINACIÓN DE SAN MAMÉS

La Comisión de Transportes se ha completado con la aprobación de una Proposición No de Norma, planteada por el juntero del grupo mixto Arturo Aldecoa, que insta a Diputación a "interesarse" ante la sociedad Metro Bilbao para que el nombre de la salida de Metro junto al estadio de San Mamés mantenga la denominación 'San Mamés'.

La iniciativa se ha presentado ante la reciente decisión de Metro Bilbao de "renombrar" la estación como 'Santimami-San Mamés', pese a que, según ha manifestado Arturo Aldecoa, la designación en castellano es el nombre más reconocido, incluso cuando se menciona en euskera.

La iniciativa se ha aprobado con el apoyo de PNV, PSE y PP, además del proponente, mientras que la han rechazado EH Bildu y Podemos, que han considerado que la denominación bilingüe no induce a confusión.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.