Estas empresas, una vez impartidos los cursos, se los desgravaban en su declaración de impuestos, defraudando a la Seguridad Social en más de un cuarto de millón de euros, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

El 'modus operandi' realizado por esta organización consistía en que los empresarios del transporte contrataban los servicios de descarga de tacógrafos y gestión de recursos de denuncias con la empresa origen del entramado.

Éstos al conocer los créditos que dispone cada empresa en la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo de la Seguridad Social, les ofertaban cursos que luego no realizaban.

De esta manera, las empresas de transporte obtenían un doble beneficio; en un primer lugar se podían desgravar de los cursos que les ofrecían.

Por otro lado, los conductores de la empresa, realizaban su actividad sin haber realizados los cursos, por lo que sus empresas se habían desgravado.

Igualmente a los empresarios se les entregaba la tarjeta CAP de sus conductores, sin que éstos hubieran realizado los cursos presenciales, mediante la falsificación de los documentos necesarios para su obtención.

El inicio de las investigaciones tuvo lugar en Oviedo, desarrollándose las actuaciones en las localidades de Cuenca, Barcelona, Valencia, Murcia y Granada.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de los de Oviedo (Asturias).

Consulta aquí más noticias de Cuenca.