Portada del libro Fariña, de Nacho Carretero
Portada del libro Fariña, de Nacho Carretero LIBROS DEL K.O

La defensa del exalcalde de O Grove (Pontevedra) José Alfredo Bea Gondar, quien demandó al autor del libro 'Fariña', Nacho Carretero, y a la editorial por supuesta vulneración de su derecho al honor abonará la fianza de 10.000 euros fijada por el juzgado para el cumplimiento de la medida cautelar de secuestro de la publicación, aunque pedirá una rebaja por la situación económica del exregidor.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el abogado de Bea Gondar, Rogelio Turrado, quien ha destacado que el exalcalde "está conforme con la decisión" judicial de paralizar la difusión "de la calumnia", ya que en la obra se le llama narcotraficante pese a "haber sido absuelto del delito de narcotráfico" por el Tribunal Supremo.

Sobre la caución fijada de 10.000 euros, el letrado ha recalcado que la abonarán "para evitar el daño", aunque les "parece un poco excesiva" por la "situación económica limitada" de Bea Gondar. Así, ha insistido en que la ven "elevada" en relación a la posición de "quien tiene" que abonarla.

La defensa de José Alfredo Bea Gondar ha recordado que en 'Fariña" se hacen "dos menciones explícitas" a su cliente, al que se refieren como "narcotraficante" y ha señalado que "el señor Carretero le llamó delincuente y narcotraficante" en medios de comunicación pese a que "había sido absuelto del delito de narcotráfico por el Supremo".

Por ello, defiende la petición de paralización del libro "hasta que se resuelva el procedimiento judicial" en el juzgado de instrucción de Collado Villalba que ha emitido la medida cautelar.

"INFORME FAVORABLE" DE FISCALÍA

Turrado ha destacado, asimismo, que la medida cautelar de secuestro del libro ha contado con el "informe favorable" de la Fiscalía porque "es manifiesto que en este libro se le llama delincuente a quien no lo es", ha matizado en relación al exalcalde de O Grove.

En este sentido, el letrado subraya el "buen criterio" de la jueza, así como el "informe favorable" de Fiscalía sobre esta medida cautelar. Además, ha asegurado que tanto la defensa de Bea Gondar como el Ministerio Público también "coinciden" con la decisión de no paralizar el rodaje de la serie sobre el libro, porque "como no se ha emitido" puede ser una "cautelar excesiva".

No obstante, el abogado ha recalcado que "si en la serie se hace mención o aparece la imagen del señor Bea" vinculado al narcotráfico solicitarán "la ampliación de la cautelar".

SU RELACIÓN CON LA JUSTICIA

El que fue alcalde de O Grove (Pontevedra) entre 1983 y 1991, José Alfonso Bea Gondar, fue condenado por la Audiencia Nacional a cuatro años de cárcel y 300.000 euros de multa por narcotráfico, el 6 febrero de 2004.

Según la sentencia, formó parte de una operación que en 1990 logró introducir 1.200 kilos de cocaína desde Brasil en las costas gallegas, hechos por los que ya había estado detenido en 1991 y que le costaron su renovación como primer edil por no poder asistir al pleno en el que tomaba cargo.

No obstante, la condena de 2004 fue menor a los ocho años de cárcel y multa de 600.000 euros a la que se enfrentaron el patrón de dicha embarcación, Manuel González Crujeiras, y el hombre que controló día a día la operación de transporte de cocaína, José Santorun, ya que la Audiencia Nacional tuvo en cuenta que sus confesiones permitieron conocer los hechos y detener a los culpables.

El 24 de febrero del mismo año, las defensas de diez de los acusados solicitaron la anulación del juicio al considerar que las principales pruebas de cargo -escuchas telefónicas y los datos aportados por un confidente policial- fueron obtenidas de forma ilícita y vulneraron así los derechos de sus defendidos.

Por ello, Bea Gondar y otros cuatro condenados fueron absueltos, si bien el exalcalde no fue liberado de su condena de tres años y tres meses por blanqueo de capitales, por poner en marcha "mecanismos que habrían de servir para sacar importantes cantidades de dinero de España".

Esta sentencia afirmó que el exalcalde de O Grove ayudó a David Tuaty, un colombiano que se instaló en España a principios de 1998 con la finalidad de "recaudar importantes sumas de dinero procedentes del tráfico ilegal de drogas y su posterior remisión, mediante transporte físico y a través de cuentas bancarias establecidas en España y Suiza, a Miami (Estados Unidos), Colombia, Panamá y Gibraltar".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.