Guillermo Martínez al término de la reunión sobre ventanilla brecha salarial
Guillermo Martínez al término de la reunión sobre ventanilla brecha salarial EUROPA PRESS

Así lo ha asegurado este martes el consejero de Presidencia, el socialista Guillermo Martínez, al término de la reunión que ha mantenido con representantes de CCOO, UGT, la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), la Asociación Empresa Mujer (Asem), la Federación de Empresarias Directivas de Asturias (Feda) y la Asociación de Mujeres Empresarias de Economía Social del Principado de Asturias (Amespa) en la que han analizado el balance de 2017 de la ventanilla contra la brecha salarial de género y por la igualdad efectiva en el trabajo.

Durante la reunión los participantes también repasaron las 16 medidas incluidas en la estrategia asturiana de lucha contra la brecha salarial, y plantearon la necesidad de promover la formación en disciplinas que actualmente están "muy masculinizadas", formar a los agentes de inspección para que detecten los casos de discriminación y sensibilización social.

El consejero ha destacado que, si bien siete denuncias pueden parecer "pocas", es una cifra relevante al partir de cero. "Hay que avanzar", ha dicho, hacia un mayor número de denuncias y en dar a conocer que en la ventanilla única "se garantiza el anonimato", tanto de la denunciante como de la empresa implicada.

Martínez ha explicado que, para garantizar el anonimato, la inspección actúa de manera que sea "difícil" detectar la causa de la misma. Así, ha explicado que se piden todas las nóminas de los empleados, independientemente de que sean hombres o mujeres, y que no se empieza la inspección por el hecho denunciado. "Es muy difícil detectar el motivo concreto de la inspección", ha asegurado.

FORMACIÓN PARA DETECTAR LA BRECHA

Por otro lado el titular de Presidencia ha evidenciado la dificultad existente para que las propias mujeres se den cuenta de que existe discriminación salarial, al desconocer exactamente el importe de las nóminas de sus compañeros.

En esta línea la portavoz de FEDA, Ángela Elisa Álvarez, ha explicado que la discriminación salarial, por lo general, "no es una discriminación grosera que resulta evidente", con lo que ha considerado necesario formar a las empleadas para detectar la brecha.

Sobre la reunión, Álvarez ha apuntado a la necesidad de trabajar en una mayor difusión de la ventanilla y favorecer el clima de anonimato de la trabajadora para que entienda que puede utilizar la ventanilla como medio para hacer valer sus derechos sin perder el anonimato y sin que se vea perjudicada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.