El alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente Parga, llega a los juzgados
El alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente Parga, llega a los juzgados EUROPA PRESS

La huelga indefinida en el sector de la Justicia en Galicia, que cumple nueve días, ha obligado a suspender este lunes unos 200 juicios en la ciudad de Lugo, entre ellos el que se iba a iniciar en el Juzgado de lo Penal número 2 contra el alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente Parga, cinco concejales y la arquitecta, que están acusados de prevaricación urbanística por la supuesta concesión irregular de licencias.

Si bienes estaba previsto que se iniciara a las 10,30 horas de este lunes, ya a la entrada tanto el alcalde procesado, que tuvo que abandonar el PP, como su abogado, el exregidor de Mondoñedo Luís Rego, preveían el aplazamiento.

La Fiscalía pide para el alcalde una pena de dos años de cárcel y diez de inhabilitación para empleo o cargo público en cualquier administración local, autonómica o estatal.

Además de Fuente Parga, se procesa a los cinco concejales que componían la junta de gobierno en 2006, cuanto se otorgaron 45 licencias para construir casi 3.000 viviendas en este municipio de apenas 3.000 habitantes.

La concesión de las licencias se produjo pese a la advertencia de la Xunta de Galicia, en aquel momento gobernada por el bipartito formado por PSOE y BNG; sobre unos terrenos calificados como no urbanos y que no contaban con los servicios básicos, como abastecimiento de agua o suministro eléctrico.

El alcalde de Barreiros, que se dio de baja en el PP para afrontar el procesamiento, ha manifestado a la entrada del juzgado que comparecía "tranquilo".

NUEVA FECHA

Ante la suspensión se limitó a decir que "hay que respetar a los trabajadores, y esperar que si se anula hoy se ponga una nueva fecha". "Sin problema", ha comentado, aunque ha reconocido que es un "contratiempo". "Lo mejor es celebrar estas cosas y pasarlas. Cuando solucionen esto (por la huelga) volvemos sin problema", ha apostillado.

Asimismo, el regidor ha vuelto a incidir este lunes en que cree que hicieron "lo correcto y nada más". Mientras, su abogado ha añadido que acudían "a colaborar con la Justicia".

"Mis defendidos vienen a colaborar con la Justicia, como tienen hecho desde el primer momento y, con ese ánimo y con la serenidad de saberse inocente, eso les da una mayor tranquilidad", sostuvo.

En esta línea, abundó en que se busca "tratar de aclarar todo, y tratar de aclarar unos hechos que acontecieron hace doce años", en 2006. En relación a la suspensión por la huelga ha apuntado que se sensibilizan "con las reivindicaciones de los trabajadores de la Justicia".

"Tampoco supone un gran contratiempo, porque llevamos doce años desde que sucedieron los hechos y, ante tanta demora, cuatro o cinco meses más tampoco suponen un perjuicio exagerado", ha considerado.

En cuanto a la estrategia de defensa, Rego ha recordado que "este procedimiento ya quedó archivado en dos ocasiones, con anterioridad, porque los jueces instructores no encontraron ningún tipo de indicio delictivo". "Y ya es una prueba clara de que no aconteció ninguna irregularidad en el actuar de mis defendidos, y así lo vamos a poner de manifiesto en la propia sala", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Lugo.