Una anciana con Alzheimer
Una anciana hace ejercicios de memoria y coordinación contra el Alzheimer. GTRES

Los cerebros envejecidos o discapacitados pueden una vez más formar recuerdos duraderos si se eleva una enzima que presiona los frenos demasiado fuerte en un gen clave, según revelan neurobiólogos de la Universidad de California-Irvine, en Estados Unidos.

"Lo que hemos descubierto es que, si liberamos ese ADN nuevamente, ahora el cerebro envejecido puede formar recuerdos a largo plazo normalmente", apunta el autor principal, Marcelo Wood, presidente de UCI Francisco J. Ayala en Neurobiología y Conducta, encargado de presentar los hallazgos en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), que se celebra en Austin, Texas.

"Para formar un recuerdo a largo plazo, tienes que activar genes específicos. En la mayoría de los cerebros jóvenes, eso sucede fácilmente, pero a medida que envejecemos y nuestro cerebro envejece, tenemos problemas con eso", agrega este experto.

Eso se debe a que los seis pies de ADN en espiral en cada célula de nuestro cuerpo tienen más dificultades para liberarse según sea necesario, explica. Como muchas partes del cuerpo, "ya no es tan flexible como solía ser". La rigidez en este caso se debe a una almohadilla de freno molecular llamada histona deacetilasa 3 o HDAC3, que se ha vuelto "demasiado ansiosa" en el cerebro envejecido y está compactando el material demasiado fuerte, bloqueando la liberación de un gen llamado Period1.

La eliminación de HDAC3 restaura la flexibilidad y permite que la maquinaria celular interna acceda a Period1 para comenzar a formar nuevos recuerdos. Los científicos habían planteado previamente la teoría de que la pérdida de funciones de transcripción y codificación en cerebros más viejos se debía al deterioro de los relojes circadianos centrales.

Sin embargo, Wood y su equipo, la investigadora postdoctoral Janine Kwapis, descubrieron que la capacidad de crear recuerdos duraderos estaba vinculada a un proceso diferente, la enzima demasiado agresiva que bloquea la liberación de Period1, en la misma región del cerebro del hipocampo.

Los investigadores consideran que su hallazgo es una buena noticia para desarrollar tratamientos. "Los nuevos medicamentos dirigidos a HDAC3 podrían proporcionar una vía emocionante para permitir que las personas mayores mejoren la formación de recuerdos", añade Wood.