Un día en el que se conmemora "el aniversario del nacimiento del primer futbolista profesional que salió públicamente del armario en 1990, Justin Fashanu, que se suicidó tras presiones de todo tipo ocho años después".

Desde Marea Arcoíris "hemos remitido cartas a todas las Federaciones de Deportes de La Rioja en las que les proponemos realizar actos simbólicos recordando que la tolerancia y la diversidad forma parte, también, de la realidad del deporte en La Rioja".

Desde una declaración institucional hasta un acto simbólico "serían bien recibidos para luchar contra la intolerancia y el odio en el deporte. Les hemos trasladado que entendemos que dar este paso es difícil y que ser pioneros en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI+ se premiará en un futuro con un alto reconocimiento".

Del mismo modo, proponen acciones conjuntas a lo largo de los próximos meses para dar visibilidad al colectivo LGTBI+ en el deporte, como por ejemplo ya hizo con el equipo de fútbol femenino de la SDL.

A lo largo de la historia, han ido apareciendo deportistas que han decidido dar el paso y contar que son lesbianas, bisexuales o trans: Amelie Mauresmo (tenista francesa), Jason Collins (baloncestista estadounidense), Michael Sam (jugador estadounidense de fútbol americano), Orlando Cruz (boxeador puertorriqueño), Rosie Jones (golfista estadounidense), Casey Stoney (futbolista británica), Thomas Hitzlsperger (futbolista alemán), Martina Navratilova (tenista checa), Tom Daley (saltador de trampolín británico), Keegan Hirst (jugador de rugby británico), David Denson (jugador de béisbol estadounidense) o Anton Hysén (futbolista sueco).

En el deporte español, tenemos el ejemplo de Javier Raya (patinador sobre hielo) y Víctor Gutiérrez (waterpolista de la selección española), que han hecho pública su homosexualidad, siguiendo los pasos del ex jinete Enrique Sarasola, que fue el primer deportista de élite español en hacerlo. También el ejemplo de Antia Fernández (jugadora de voleibol), primera persona trans en un deporte olímpico.

Hay algunos ejemplos de lucha contra la LGTBIfobia en el deporte español como es el caso de la organización Roja Directa Andalucía, la Peña Valenciana LGTB o personas como el primer árbitro abiertamente gay Jesús Tomillero.

"¿Porqué hay tan poca visibilidad de personas abiertamente lesbianas, gais, bisexuales, trans en el deporte?", se preguntan. Por poner un ejemplo, "solo el 0,5% de los deportistas participantes en los JJOO de Río se declararon abiertamente LGTBI+".

La Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte "es muy clara" y recoge la prohibición tanto a la incitación a la violencia en los recintos deportivos como a "la entonación de cánticos o la exhibición de mensajes con contenido vejatorio o intimidatorio hacia cualquier persona por razones de origen racial, étnico u orientación sexual", así como aquellos que "atenten gravemente contra los derechos, libertades y valores proclamados en la Constitución".

Pese a ello, "hemos presenciado insultos homófobos en los campos, canchas y frontones, también en La Rioja. La lucha contra la violencia es cosa de todas y de todos, la defensa y reconocimiento de la diversidad también".

El análisis del estudio realizado en 2017 por la Universidad de La Rioja sobre la violencia en el deporte riojano señala que el mundo del fútbol y el fútbol sala es en el que se registran la mayor parte de incidentes violentos. "Solicitamos que se preste especial atención y trabajo contra la violencia en el fútbol y fútbol sala donde se registran más del 99% de los incidentes y conductas violentas en La Rioja".

El 98% de las conductas violentas son protagonizadas por hombres y más del 95% de ellos son jugadores, según este informe. Hay que activar planes de prevención de la violencia en los deportistas, desde juveniles/junior hasta senior, estos últimos protagonistas de 6 de cada 10 actos violentos en el deporte riojano.

Es por ello, por lo que "necesitamos de la colaboración e implicación de todas las personas del mundo del deporte, aficionadas, jugadoras, directivas y políticas, para acabar con la discriminación, la intolerancia y la violencia hacia las personas lesbianas, trans, bisexuales, gais y de diferentes expresiones sexuales e identidades de género".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.