Ciudad de la Justicia de Málaga
Ciudad de la Justicia de Málaga EUROPA PRESS

Los hechos sucedieron en mayo de 2015. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado estaba molesto por esa situación que tenían las esposas de ambos que son primas hermanas y que estaban "enfrentadas por problemas familiares".

Un día, dice la resolución, el procesado se escondió en un portal, llevando puestas una gorra y gafas de sol "para no ser reconocido"; además de un guante de obra en una mano en la que llevaba una pistola semiautomática, con la que "sin mediar palabra comenzó a disparar" a la víctima cuando salía de una casa.

Según el Tribunal, el acusado estuvo esperando "hasta encontrar el momento propicio para culminar su propósito y aprovechando que el hombre se encontraba desprotegido". Así, tras perseguirlo realizó cinco disparos "dirigidos a acabar con su vida", llegando a alcanzarle dos de ellos, que le produjeron lesiones que curaron en 21 días.

Por estos hechos, la Sala condena al hombre por un delito de asesinato en grado de tentativa y otro de tenencia ilícita de armas. El acusado admitió los hechos en el momento de la detención y en el juicio, por lo que se le aplica la circunstancia que atenúa la pena de confesión y también la de reparación del daño, ya que la víctima fue indemnizada antes de la vista oral.

Consulta aquí más noticias de Málaga.