Avión de Aseman Airlines
Imagen de archivo de un avión del modelo ATR 72 perteneciente a la aerolínea iraní Aseman. Konstantin von Wedelstaedt / WIKIPEDIA

Un avión de la aerolínea iraní Aseman con al menos 66 personas a bordo se ha estrellado este domingo cerca de la región montañosa de Semirom (en el suroeste de Irán). La compañía ha confirmado la muerte de todos los que viajaban a bordo del aparato: entre ellos un niño, dos pilotos, dos auxiliares de vuelo y dos miembros del personal de seguridad.

El avión, un modelo ATR 72 de veinte años de antigüedad operado por Aseman Airlines, volaba desde Teherán a Yasuj y desapareció del radar en torno a las 8.00 (hora local), unos 20 minutos después de despegar del aeropuerto de Mehrabad, de acuerdo con fuentes de la Dirección de Aviación Pública. El aparato se estrelló en la región montañosa de Semirom, a unos 50 kilómetros al norte de su lugar de destino.

El mal tiempo pudo ser la causa

El ATR chocó contra una montaña llamada Dena, de la cordillera Zagros, cerca de la localidad de Samirom, en el sur de la provincia central de Isfahán. A la zona del siniestro, las autoridades enviaron helicópteros debido a que, al tratarse de una región montañosa, es difícil el acceso de ambulancias.

Todo apunta a que el accidente estuvo causado por la climatología, en concreto por la niebla y el viento registrados en esa región.

Aseman Airlines es una compañía semiprivada con sede en Teherán y especializada en vuelos domésticos, aunque también realiza vuelos internacionales, han confirmado las autoridades iraníes.

Flota aérea obsoleta

Tras décadas de sanciones internacionales, la flota de aviones comerciales en Irán ha envejecido considerablemente, lo que ha provocado que en los últimos años hayan aumentado los accidentes aéreos en ese país.

El último tuvo lugar en agosto de 2014 en Teherán, en el que fallecieron 40 personas. Tres años antes, otro avión comercial se estrelló durante una tormenta de nieve en el norte de Irán, lo que provocó la muerte de 77 personas.

Después del histórico pacto nuclear firmado en 2015 entre Irán y las potencias occidentales, el país firmó una serie de acuerdos con Airbus y Boeing para renovar su flota de aviones de pasajeros.