El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su intervención en la convención sobre pymes y autónomos, en Elche. TWITTER

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el Gobierno preparará una regulación que garantice que los negocios digitales tributen por la actividad y beneficios que obtengan en España aunque su domicilio fiscal esté en otro país.

En su intervención en la convención sobre pymes y autónomos organizada por el PP, Rajoy ha recordado algunas medidas puestas en marcha para avanzar en la transformación digital de la economía, un día después de la creación del grupo interministerial que trabajará en este campo.

Y tras recordar varias medidas ya adoptadas ha prometido que se regulará la fiscalidad para evitar el uso de los entornos digitales "como fuente de elusión tributaria". "No vamos a consentir que se alteren las reglas de competencia entre los nuevos negocios digitales y los negocios tradicionales", ha añadido.

Y ha recalcado que un negocio digital "pagará impuestos en España sea donde sea su domicilio" y tributará por las "actividades y beneficios que reciben en España, y no en Luxemburgo".

Rajoy también ha asegurado que el Gobierno quiere garantizar que internet llegue a todo el territorio y por eso se va a impulsar el Plan Nacional de 5G.

Ha recordado asimismo dos planes, dotados cada uno con 60 millones de euros solo para este año, destinados a la formación de trabajadores en competencias digitales y a la formación en acciones relacionadas con la economía digital.

Y se ha referido igualmente a un programa para ayudar a la transformación digital de las pymes dotado con diez millones de euros.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo ha subrayado la inversión de 20 millones de euros prevista para impulsar proyectos de formación en el ámbito de las TIC, con compromiso de contratación.

Mariano Rajoy ha destacado el interés del Ejecutivo en avanzar en este campo porque España, ha advertido, no se puede quedar rezagada en la transformación digital.

El debate sobre las lenguas "atenta contra el progreso"

Durante su intervención, Rajoy también ha advertido de que el debate sobre las lenguas y su uso en la enseñanza "atenta contra el progreso" y supone "situarse en el peor pasado".

El presidente del Gobierno ha entrado así en la polémica que se vive estos días -en los que el Gobierno se plantea garantizar en Cataluña la elección del castellano como lengua vehicular- aunque sin hablar específicamente del catalán o de otra lengua cooficial.

"Es verdaderamente increíble" que se esté dando dicho debate, "imponiendo a la gente lo que no quiere que se le imponga".

Y antes de repasar las medidas para promover la digitalización en la economía y la enseñanza, Rajoy ha lamentado que se plantee este debate sobre las lenguas "en lugar de pensar en dedicar los recursos de la educación a la revolución digital que se está produciendo en todo el mundo".

"Esta es la verdadera política de educación hoy", ha dicho Rajoy refiriéndose a la digitalización, aunque sin olvidar que también, ha señalado, hay que "enseñar en valores y conocimientos". "Pero la clave hoy está aquí", ha concluido volviendo a la revolución digital".