El roble de Buttington
El roble de Buttington estuvo plantado en un campo fuera de Welshpool durante 1.000 años. TWITTER / THETREEHUNTER

Uno de los árboles más antiguos de Gales, que probablemente fue plantado hace 1.000 años con el objetivo de servir como marcador de los límites a lo largo de la muralla de Offa, ha caído.

El roble de Buttington fue encontrado caído en el campo, a dos millas de Welshpool, en Powys, por un hombre conocido como el "cazador de árboles", según recoge la BBC.

Rob McBride, el "cazador", dijo que estaba triste de ver a un árbol tan importante caído.

La circunferencia del árbol medía 11 metros, lo que hace que el árbol tuviera alrededor de 1.000 años, agregó.

McBride, que registra árboles antiguos en Gales, dijo que el roble tenía una enorme importancia cultural ya que no había crecido en el campo de forma natural sino que la gente local lo habría plantado en su momento para marcar el sitio de la Batalla de Buttington y también como parte de la muralla de Offa, el terraplén fronterizo construido por el Rey Offa en el siglo VIII.

"Es una lástima ya que este ha sido el árbol más grande de la muralla de Ofa y el segundo más grande en Gales", agregó.