Asistentes a la reunión en el Ayuntamiento de Londres
Asistentes a la reunión en el Ayuntamiento de Londres GOBIERNO DE NAVARRA

"La transición energética resulta vital para la transformación de la demanda energética descarbonizada y más eficiente", ha destacado en un comunicado el Gobierno de Navarra que ha indicado que los sistemas energéticos "deben ser seguros, eficientes, resilientes, accesibles y sostenibles".

"Ese objetivo, repleto de retos, se debe lograr mediante la elaboración de estrategias bien definidas y perfectamente coordinadas, que abarquen la eficiencia energética de los edificios y la integración de la planificación energética en las infraestructuras de las ciudades", ha explicado.

La Agenda Urbana representa un método para abordar las cuestiones urbanas de forma más directa, para que diferentes organizaciones y partes interesadas trabajen de forma más estrecha con las ciudades y, a su vez, para pedirle más a las ciudades a la hora de responder a diversos desafíos. En última instancia, el enfoque "tendrá un impacto importante sobre el desarrollo urbano y ofrecerá resultados tangibles a los ciudadanos".

"Se trata de una gobernanza multinivel real: la Agenda Urbana para la UE no está dirigida por la UE (enfoque comunitario), ni por los Estados miembros (enfoque intergubernamental), ni por las ciudades, ni por las partes interesadas. Es una nueva forma de trabajar", según indicó la comisaria de Política Regional, Corina Cretu.

La Agenda Urbana ha creado doce partenariados que abarca temas como vivienda, pobreza urbana, economía circular, movilidad, uso sostenible del suelo, inclusión de migrantes o, transición energética. Cada partenariado está formado por una media de 10 socios, regiones y/o ciudades, que deben elaborar unas guías básicas que asesoren a la Comisión en todos estos asuntos, para poder luego implementarlos, bien mediante acciones de fomento, o bien mediante posibles medidas reguladoras.

El Partenariado de Transición Energética, en el que participa Navarra por medio de su delegado en Bruselas, Mikel Irujo, y Nasuvinsa, Carlos Chocarro, está liderado por los Ayuntamientos de Londres, Gdansk y Roseleare. Entre los miembros se encuentran Goteborg, Vaasa, Varsovia o dos representantes ministeriales de los gobiernos alemán francés.

Durante la reunión en Londres se analizarán el contexto y situaciones actuales, los retos y los cuellos de botella que existen actualmente en una posible transición energética tales como un marco regulatorio complejo, incoherencias entres sistemas de energía, carencia de datos y estadísticas, falta de capacidad en diferentes administraciones o precios poco competitivos de las energías limpias.

Para ello se propone elaborar una hoja de ruta con objetivos definidos que deben cumplir los sistemas de energía, que deben ser "seguros y resilientes, asequibles y justos y, finalmente, sostenibles". Por último, la hoja de ruta se va a completar cubriendo cuatro áreas concretas como son: fuentes, producción y almacenamiento de energía; redes de distribución de energía; plataformas de datos inteligentes, control y gestión de la energía; y consumo energético.

La reunión de Londres servirá para avanzar en la elaboración de la hoja de ruta, que será entregada a la Comisión a finales de octubre de este mismo año.

Consulta aquí más noticias de Navarra.