La alcaldesa, Ángeles Muñoz, acompañada por los concejales de Obras y Deportes, Javier García y Javier Mérida, respectivamente, ha visitado las instalaciones donde se han desarrollado los trabajos y ha recordado que este equipamiento, con casi cuatro décadas de historia, "se había quedado obsoleto tanto en la distribución de los espacios como en los materiales y en las condiciones de accesibilidad".

Así, ha indicado que prácticamente se comenzó desde cero con la demolición de la infraestructura, de 140 metros cuadrados, para levantar unos nuevos vestuarios "a la altura de las necesidades deportivas de todos los clubes que hacen uso de estas instalaciones, como el CB Marbella".

La regidora ha detallado que ahora hay cuatro vestuarios para jugadores, dos de ellos accesibles y uno para árbitros, así como aseos para jugadores y para público, ambos accesibles. "Los trabajos, que han contado con una inversión de 124.000 euros, han consistido en la instalación de nueva tabiquería, alicatados, carpintería interior y exterior, solería, así como la reforma de toda la instalación de fontanería y electricidad", ha indicado.

"Somos conscientes -ha añadido- de las demandas y necesidades que nos trasladan los equipos y clubes locales y desde el Ayuntamiento queremos recordar que este equipo de gobierno trabaja para mejorar todos y cada uno de los equipamientos públicos".

En este sentido, ha recordado algunas de las actuaciones realizadas y previstas, como la apertura del Francisco Norte, la remodelación de los vestuarios de la piscina del Serrano Lima, la renovación del pavimento de los pabellones Carlos Cabezas y Serrano Lima, el arreglo de los almacenes y aseos del Estadio Municipal o el vallado perimetral para el polideportivo Guadaiza.

Consulta aquí más noticias de Málaga.