Enrique Ruiz Escudero
El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante la entrevista con 20minutos. ELENA BUENAVISTA

El Tribunal Supremo anuló los pactos de gestión de 2015. ¿Eso supondrá que los pacientes ya no se podrá operar tardes?
Lo primero es tranquilizar a los madrileños y decirles que vamos a seguir operando por las tardes y que se van a mantener los pactos con los equipos quirúrgicos y diagnósticos. Nuestros servicios jurídicos están interpretando en qué sentido vamos a aplicar esa sentencia. Es una fórmula que ha ayudado a mejorar la lista de espera.

Cada vez hay más pacientes en la lista de espera que tardan menos en ser operados, pero ¿cuál sería el nivel óptimo en cuanto al número global?
El punto óptimo es lo que se espera por patología. No es igual para unas varices que para una hernia o una prótesis. No hay que ver la lista de espera quirúrgica como algo homogéneo. Lo que pretendemos hacer es determinar por patología un tiempo razonable de espera. Y a partir de ahí nosotros lo que planteamos es que más que baje en números absolutos es que siga bajando en días. Contando desde que te hacen el diagnóstico y preoperatotio, un mes y medio de espera es un tiempo que ya entra dentro de lo razonable.

¿Qué volumen de operaciones están concertadas con centros sanitarios privados?
Ahora estamos en unas 1.000 intervenciones al año. Hemos reducido los conciertos en un 90%. La complementariedad de la medicina privada en determinados puntos es importante, pero nosotros apostamos por la optimización de los recursos de los hospitales públicos.

Hace un año que se anunció un plan de reforma de hospitales ante las incidencias que se estaban produciendo. ¿En qué punto de ejecución está?
El plan se hizo con un horizonte 2017-2019. Se han ido determinando las actuaciones más importantes, como las nuevas urgencias pediátricas de La Paz o la renovación de la unidad de cirugía mayor ambulatoria del Hospital de Móstoles. El año pasado se ejecutaron 40 millones de euros y este año está previsto que se ejecuten otros 30.

¿Qué centros se están priorizando?
Principalmente los hospitales cuyas infraestructuras son más antiguas, como La Paz, que ronda los 50 años, o el Ramón y Cajal, que tiene casi 40. Por eso, cuando sale en las noticias que se ha roto una tubería rota nos sienta mal porque parece que es generalizado.

Hemos asistido a episodios recientes de saturación de los servicios de urgencias. ¿Están preparadas las urgencias para picos de actividad?
Madrid tiene una red de urgencias dimensionada para las necesidades de los madrileños. No se ha producido un aumento especialmente pronunciado en los últimos tres años en cuanto a las urgencias que se reciben tanto a nivel hospitalario y extrahospitalario. Las urgencias son servicios muy dinámicos. A veces el número de personas no es el único condicionante a la hora de realizar una actuación. Si llegan tres paradas cardiacas requieren más personal que si llegan trece pacientes con fiebre. Es verdad que hay hospitales, como Fuenlabrada o La Paz, que estamos dimensionando porque la infraestructura se ha quedado pequeña. Pero no es generalizado. En las urgencias de La Paz se ha reducido el número de reclamaciones cerca de un 40%. Esa imagen de colapso que se quiere vender no es existe. La satisfacción de los pacientes en los servicios de urgencias de la Comunidad está por encima del 80%.

Los nuevos Paus del norte de la capital están creciendo, pero aún carecen de dotaciones. ¿Están previstos más centros de salud?
Hay que reconocer que con la crisis ha habido un parón en la construcción de centros de salud. En estos próximos años hay un plan para desarrollar nuevos centros de salud. Este año inauguramos cinco. En los nuevos desarrollos sí que están programados, algunos van ahora y otros con un poco más de tiempo. El año que viene está previsto uno en Las Tablas.

Durante la crisis se redujo la plantilla sanitaria. ¿Cuándo prevé recuperar los niveles de personal precrisis?
Nosotros hemos aumentado el número de efectivos y hay que trabajar en esa línea. Pero no hay un horizonte. Las circunstancias de hace una década son distintas de las que hay ahora. Donde haya una necesidad de aumentar profesionales lo haremos.

El Gobierno ha prometido estudiar la implantación de las 35 horas semanales (ahora son 37,5) que afecta a varios sectores, entre ellos el sanitario. ¿Estaría a favor de volver a las 35 horas?

Al no ser un ámbito competencial nuestro no tenemos mucho que decir pero si tenemos que hacerlo nos adaptaremos a esta medida.

Usted ha planteado extender la edad de jubilación de los médicos más allá de los 65 años. ¿Hay escasez de facultativos?
Es una decisión que surge a raíz del consejo interterritorial. Se empezó a hablar de que en diez años se jubilarán en España el 30% de los médicos. Nosotros planteamos que el médico que cumpla los 65 años, quiera seguir trabajando y tenga un informe favorable no va a tener ningún problema para seguir.

¿Flaquea alguna especialidad concreta en la Comunidad?
Tenemos problemas para encontrar pediatras por las tardes para algunos centros de salud. No hay una formación específica de pediatría en Primaria. Los pediatras se forman en el hospital y rotan alguna vez en Primaria. Entonces estamos formando pediatras en el hospital con una visión de lo que es el niño enfermo y por eso tenemos dificultades.

Han anunciado la puesta en marcha de un plan de prevención contra la obesidad infantil. ¿Tiene Madrid un problema en este sentido?
La obesidad es un problema a nivel mundial. Madrid en cifras de obesidad está por debajo de la media nacional pero no es un consuelo.

¿Cuáles son las líneas maestras de ese plan?
Es un plan que va orientado no solo al punto de vista estrictamente clínico. Se trata de un plan integral orientado a la industria alimentaria, a las familias y al ámbito escolar.

El programa electoral de su partido recoge la implantación de la telemedicina. ¿Hay proyectos ya en marcha?
Hay proyectos ya en marcha. La telemedicina lo que permite es hacer una asistencia a distancia y está comprobada su efectividad. Un ejemplo muy claro es la unidad de asistencia del paciente institucionalizado del Hospital de Puerta de Hierro. Mediante entre una coordinación entre el servicio de urgencias y el servicio de geriatría establecen una videoconferencia en las residencias geriátricas de ese área. Esto ayuda a supervisar el tratamiento que se da en la clínica, a valorar si es necesario el desplazamiento a la urgencia o si tiene que estar ingresado...Se calcula que se han evitado con este programa unos 1.000 ingresos entre mayo y diciembre del año pasado.

BIO: Este licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense nació en Madrid hace 50 años. Está al frente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid desde el pasado mes de septiembre, cuando fue nombrado en sustitución de Jesús Sánchez Martos. Diputado autonómico desde 2007, es también el actual presidente del PP de Pozuelo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.